Condenaron al único acusado por el crimen del ingeniero sanrafaelino

Marcos Fontán Guzmán recibió 15 años de prisión tras haber sido encontrado culpable de matar a puñaladas a Matías Lozano, un joven ingeniero de San Rafael que residía en Neuquén. La familia de la víctima se mostró disconforme con la sentencia y apelará el fallo.

Redacción MDZ

El condenado Fontán Guzmán durante la sentencia

LMNeuquén

El único acusado por el crimen del sanrafaelino Matías Lozano fue condenado a 15 años de prisión tras ser hallado culpable del asesinato que cometió el 28 de noviembre de 2018, cuando le asestó 17 puñaladas al joven mendocino en una vivienda de Neuquén.

Marcos Fontán Guzmán recibió la condena por parte del juez Mauricio Zabala, luego del juicio por jurado que, de manera unánime, determinó la culpabilidad del joven de 20 años. Los delitos endilgados fueron "homicidio simple, robo simple y estrago".

Esto se debe a que, tras apuñalar a Lozano, el ahora condenado robó varias pertenencias del domicilio e intentó quemar el departamento.

La fiscal había pedido 20 años de prisión, mientras que el abogado querellante pidió 22, por lo que la pena impuesta dejó claramente disconforme a la familia del ingeniero oriundo de San Rafael que residía en Neuquén al momento del hecho.

Matías Lozano, el joven sanrafaelino asesinado en Neuquén

"Es evidente que la capacidad de Fontán Guzmán se encontraba disminuida al momento del hecho. Surge de los informes médicos, evidentemente cursan a un trastorno de la personalidad que motivó que estuviera internado", explicó el magistrado sobre los trastornos psíquicos del asesino.

Una vez conocido el fallo, la familia de Lozano estalló en llanto y Petrona, la madre, aseguró que apelará la sentencia. "Basura, esto no va a quedar así. Es una vergüenza. Que sufra minuto a minuto la sangre de mi hijo, lo que hizo con él. Cueste lo que me cueste esto no lo voy a dejar así", dijo la mujer en el recinto.

Petrona, la madre de Lozano, lloró tras el fallo que dejó disconforme a la familia

"Estamos un poco decepcionados porque esperábamos más. El juez dictó 15 y por lo que estuve escuchando hay muchos agravantes que nosotros planteamos que el juez no tomó en cuenta o desestimó. Por ejemplo la agonía", explicó a la prensa el abogado de la familia Lozano, Luis María Varela.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?