"Estoy toda chocolateada", la escucha que delató un crimen

"Estoy toda chocolateada", la escucha que delató un crimen

Una mujer fue detenida por torturar y asesinar a su tío para robarle las pertenencias. En una charla telefónica confesó el hecho.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Las escuchas telefónicas que realizó la Policía Federal fueron la clave para acusar a una mujer por el crimen de su tío, un jubilado que torturado y apuñalado en su casa de Buenos Aires.

María Laura Peralta (45) fue apresada este domingo por el homicidio triplemente calificado de Antonio Landeira (87), ocurrido el 15 de abril pasado en Boedo.

Los agentes federales tenían intervenidos los teléfonos del hermano y la cuñada de la sospechosa y allí pudieron registrar varias comunicaciones realizadas el día del hecho desde las inmediaciones de la escena del crimen, en las que la propia imputada confesaba que le había robado y luego asesinado a su tío.

En una de las transcripciones de las escuchas, la cuñada le preguntó a la acusada: "¿Qué pasó? Te voy a buscar?", a lo que Peralta respondió: "Tengo una pantalla 50 pulgadas, voy a ir a la Zavaleta para que me den plata", una clara referencia a un televisor de ese tamaño que, según consta en la causa, fue uno de los elementos robados en la casa de la víctima, publicó Clarin.

"¿Él cómo está? ¿Fue?", preguntó la cuñada en alusión a si la víctima estaba muerta.

"Sí, me tengo que ir a cambiar porque estoy toda chocolateada", respondió Peralta en una expresión con la que describió que estaba manchada con sangre.

Justamente en el allanamiento al domicilio de la imputada realizado en las últimas horas se secuestraron dos toallones, una blusa y una camisa con aparentes manchas hemáticas que ahora serán analizadas en el laboratorio para determinar si se trata de sangre de la víctima.

En otras escuchas fue el propio hermano de Peralta -detenido el sábado pero por la causa de las drogas- quien se comunicó con su padre para avisarle: "Laura se mandó una cagada mal. Terrible. Lo peor que te puedas imaginar", a lo que su papá le pregunta si le hizo algo al tío, y él responde: "Sí. Le hizo algo muy feo al tío Antonio".

Fuentes judiciales revelaron que la autopsia realizada por el Cuerpo Médico Forense constató un total de 47 lesiones, de las cuales las mortales fueron cuatro puñaladas en el hemitórax izquierdo.

Pero el resto reflejan la tortura a la que fue sometida la víctima con múltiples lesiones por golpes y cortes que sufrió Landeira en la cara, el tórax y los brazos, con cuatro costillas fracturadas y, además, quemaduras del tipo AB en el 15 por ciento de la superficie corporal, localizadas en la espalda, el pecho y los antebrazos.

En la escena del crimen, los peritos secuestraron un cuchillo, un destornillador y una plancha eléctrica, como los elementos utilizados para la tortura y el posterior homicidio.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?