Conmoción en San Martín por una mujer que estafó a 13 amigos

Conmoción en San Martín por una mujer que estafó a 13 amigos

Esta semana se conoció el caso de una mujer que trabaja en el Poder Judicial y que habría convencido a distintos contactos para que le envíen copias de sus DNI con la excusa de "hacer una encuesta para la facultad". Lo que hacía, en realidad, era sacar préstamos truchos. Escuchá cómo los convencía.

Facundo García

Facundo García

Un notable caso de estafa sorprende por estos días a Zona Este, y lo que más incomoda a sus protagonistas es que la acusada era una persona relativamente cercana: nada en su apariencia ni sus modos, además, anticipaba que la mujer podía ser una delincuente. Contactaba a gente conocida y les decía que estaba haciendo unas encuestas para un trabajo de la facultad. "Pero necesito que me mandes una foto de tu DNI, para que vean que no me las estoy inventando", aclaraba.

Era el primer paso para un engaño que -según se adelanta- puede haber involucrado movimientos financieros de hasta 800.000 pesos. Uno de los damnificados se contactó con este diario y empezó a deshilvanar la historia: cuando el tema explotó entre vecinos de San Martín y alrededores, llamó a una compañía financiera para comprobar si él también había sido timado. "Y me respondieron que, efectivamente, alguien había sacado un préstamo de $84.000 a mi nombre", contó. 

Los reportes indican que la sospechosa trabaja en una fiscalía y que desde hace un tiempo comenzó a convocar a amigos y viejos conocidos para pedirles que completaran la famosa encuesta. "Yo hace 4 años que no la veía, y de pronto apareció por Instagram para contarme sobre este supuesto trabajo práctico".

Uno de los mensajes que enviaba la acusada.

Otras víctimas

El entrevistado cuenta que hasta ayer a la noche se habían presentado 13 víctimas de la presunta estafadora. Los créditos que sacó irregularmente van de los $84.000 pesos a los 800.000. "Los tramitaba con comprobantes de impuestos truchos y bonos de sueldo falsos. Pensamos, además, que tenía un 'tongo' con alguien de las financieras", destaca. 

Una amiga de la mujer fue a pedir un préstamo y le dijeron que ya tenía uno...¡que nunca solicitó!

Y acaso nadie se habría dado cuenta si no hubiese sido porque una de las amigas de la presunta estafadora fue a pedir un préstamo. "Le dijeron que ya había pedido uno, e incluso que anteriormente había sacado otros y ya los había pagado. Ahí se destapó la olla".

Otro de los mensajes que enviaba la sospechosa.

Según el damnificado, en el momento en que trascendió la noticia la sospechosa empezó a llamar a sus víctimas por teléfono. "Me dijo que reconocía su error y que supuestamente está enferma", relata el afectado. "Aparte me dio una copia de un libre deuda, pero obviamente yo desconfío".  

En el video que está al final de esta nota, se puede escuchar la grabación real de uno de los mensajes que utilizaba la estafadora. Su voz ha sido alterada por cuestiones legales.

¿Aportes? ¿Otra perspectiva? Puede escribir a fgarcia@mdzol.com

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?