Los graves antecedentes del joven que atropelló y mató a tres personas

Los graves antecedentes del joven que atropelló y mató a tres personas

Gabriel Paco, de 21 años, manejaba alcoholizado cuando con su camioneta arrolló a dos mujeres y a una nena de 6. No es la primera vez que tiene problemas con la ley.

Gabriela Guilló

Gabriel Rubén Paco, de 21 años, atropelló y mató a dos mujeres y una nena de 6 años en octubre de 2020 en San Carlos. Fue imputado por homicidio simple con dolo eventual y permanece detenido. Su caso generó gran conmoción en el Valle de Uco por la forma en la que ocurrió el accidente. Ahora, además, se conocieron los graves antecedentes del joven.

El accidente ocurrió durante la tarde del 19 de octubre, en Eugenio Bustos. Ese día, Mariana Salinas y Romina Lazcano salieron a dar una vuelta en bicicleta junto los dos hijos de cada una. Mientras transitaban por la vieja ruta 40 fueron impactadas de atrás por un Peugeot 206. El auto chocó a las dos mujeres y a la pequeña hija de Lazcano, Loana, quienes quedaron tendidas en la calle. El conductor frenó unos metros más adelante, descendió del rodado y escapó corriendo hacia una finca. Pero con el número de patente y la declaración de los testigos, la Policía logró detenerlo en su casa ese mismo día.

Mariana Salinas y Romina Lazcano, las víctimas.

El test de alcoholemia al que fue sometido demostró que conducía con 2.26 gramos de alcohol en sangre. Su estado era tan grave, que momentos antes un amigo había manejado el Peugeot porque Paco no estaba en condiciones.

Desde noviembre, la Justicia ordenó la prisión preventiva y lo imputó por homicidio simple con dolo eventual, un delito que contempla penas de hasta 50 años de prisión.

Pero los problemas viales de Paco no comenzaron con este gravísimo accidente, sino que desde 2017 cuenta con infracciones.

En octubre de 2017, por ejemplo, fue detenido cuando circulaba en su moto, cruzó un semáforo en rojo y escapó de un control policial. Al parecer, Paco no se detuvo debido a que conducía sin licencia ni seguro, sin cédula, sin placa de dominio del rodado, y sin casco del acompañante . 

Un año más tarde, cuando iba a bordo de un furgón marca Mercedes Benz lo detuvieron por conducir sin seguro, licencia ni cédula. En 2018 atropelló a una mujer en el carril Nacional y calle Urzúa, causándole lesiones. En febrero del 2019 fue demorado por conducir alcoholizado.

Sin embargo, todos estos antecedentes no le impidieron seguir manejando y fue así que en octubre del 2020 mató a dos mujeres de 29 años y a una nena de 6.

De acuerdo a la querella de la causa, en manos del abogado Daniel Álvarez, la defensa intentará demostrar que Paco es adicto al alcohol, como argumento para disminuir su condena. Si esto queda demostrado, los investigadores podrían considerar que el joven no era consciente del peligro que significaba conducir en ese estado y la calificación podría cambiarse a homicidio culposo, cuyo pena máxima es de 6 años.

Mientras tanto, la fiscalía y la querella confían en las pericias de la causa y aseguran que Paco comprendía lo que hacía, estaba ubicado en tiempo y espacio y actuó con desprecio por las consecuencias de sus actos. Por esto, insisten en mantener la calificación actual por la que podría recibir hasta 50 años de prisión.
 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?