Gaucho perdido en La Paz: por qué ya están libres los acusados y cómo seguirá el caso

Gaucho perdido en La Paz: por qué ya están libres los acusados y cómo seguirá el caso

Luego de casi un mes detenidos, los tres imputados recuperaron su libertad esta semana. Para llegar a este punto fue clave que se desestimaran algunas muestras de ADN. Así las cosas, la investigación entra en un territorio lleno de enigmas. Y entre tanto don Tránsito Donoso (81) sigue sin aparecer.

Facundo García

Facundo García

El viernes, las tres personas acusadas por el presunto homicidio de Tránsito Donoso (81) quedaron libres. El giro hace que todo el caso ingrese en territorio inexplorado, ya que si se caen esas imputaciones no está claro para dónde irá la pesquisa. Y, desde luego, no es racional creer que al gaucho paceño se lo tragó la tierra o la Luz Mala.

Por lo tanto Luis Sánchez, su hijo -que se llama igual- y Juan Barceló seguirán el proceso en libertad, aunque días atrás ya habían obtenido el beneficio de la prisión domiciliaria. ¿El principal motivo? Varios. Fundamentalmente unas pruebas de ADN que no se pudieron hacer y que están en el centro de las críticas de la querella.

Las muestras se habían extraído de una lona, una pala y un vehículo que -se pensaba- podrían haber tenido contacto con el cuerpo de don Tránsito. Ahora, sin esas evidencias, es difícil de anticipar para dónde continuarán los investigadores.

Una aguada cercana al puesto Las Cruces (La Paz).

Quejas e hipótesis

Los abogados de la querella, Juan Roselló y Jorge Cantalejos, no disimulan su malestar. "Cuando hicieron los procedimientos se encontraron muchas armas en los domicilios de los imputados, incluyendo armas de guerra, y eso tiene que tenerse en cuenta", arrancó Cantalejos en diálogo con MDZ.

El querellante siguió: "y si se cayeron esas muestras de ADN fue, para mí, a causa de la ineficiencia de los policías que las tomaron. Me hago responsable de esto que te estoy diciendo: los elementos fueron levantados con tiempo y en zona vallada, no puede ser que ahora esas muestras no sirvan para los cotejos. Acá alguien tendrá que hacerse responsable".

El documento oficial en el que se explica por qué no se pudieron utilizar las muestras habla de posibles contaminaciones o mal manejo del material. "Nosotros hemos pedido que nos informen cómo es que ocurrieron estas deficiencias, y realizaremos denuncias si es preciso. Sentimos que las autoridades nos han soltado la mano pero vamos a ir a fondo", anticipó Cantalejos. 

Un extracto de la pericia genética, donde dice que pueden haber existido errores de manipulación.

El letrado subrayó además que ni de la cincha, ni del pellón, ni del bozal del equino afantasmado en el que Tránsito se alejó hacia el norte la última vez que lo vieron se rescataron rastros genéticos. "¿Cómo puede ser?", se preguntó.

Pocos creen que Donoso esté vivo, pero el cadáver tampoco aparece

Las escuchas telefónicas que se hicieron a los acusados, asegura Cantalejos, tampoco han sido presentadas aún. "Yo creo que una parte de la sociedad, sobre todo los funcionarios, está tratando el caso como si lo perdido fuese un animal y no un ser humano". La querella analiza presentarse ante la comisión de Derechos y Garantías del Senado para protestar por lo que pasó. 

Para la defensa, en cambio, la imputación de los Sánchez y Barceló fue intempestiva. De hecho, el abogado Pablo Cazabán insiste en que hay otras hipótesis que la fiscalía no ha investigado. Destaca, por ejemplo, que años atrás un sujeto amenazó a Donoso y le advirtió que lo iba a "hacer desaparecer".

La fiscal Mariana Cahiza tendrá que evaluar cómo sigue. El panorama es complicado, porque el cadáver del anciano -si es que Donoso está muerto- no aparece por ninguna parte.

Donoso conocía perfectamente la zona. 

El caso

El 22 de diciembre de 2020, Tránsito Donoso (81) salió de su casa en la ciudad cabecera de La Paz montando un viejo rocín que lo llevó hacia el norte por el camino Cruz de Yugo. Cabalgó -con su edad y todo- los aproximadamente 35 kilómetros que hay entre su domicilio y el campo Las Cruces.

Es posible que haya hecho noche en el camino

Según fuentes allegadas a la causa, Tránsito había comentado a por lo menos seis personas que iba a ir a Las Cruces. Se trata de una propiedad que perteneció a los Sosa, la familia que lo crio desde niño. Y él mismo vivió ahí como peón muchos años, hasta que en el 72' habrían llegado los Sánchez con intenciones de comprar el inmueble, que en total sumaba unas 5000 hectáreas.

Otros dicen que por aquella misma época Tránsito tuvo algún problema con la gente de ahí y se fue del lugar.

El caballo del hombre desaparecido fue encontrado sin montura.

Sea como sea, en diciembre pasado el gaucho agarró para el norte, se cree que con el objetivo de reclamar una parte del campo, pero nunca llegó de regreso

—No sabemos si Tránsito hizo noche antes de llegar al puesto Las Cruces, pero era perfectamente capaz, porque conocía muy bien la zona— conjetura Aníbal Mercado, uno de los familiares.  

Poco después el caballo fue hallado solo, con la montura por otro lado. Eso, una campera y algunas pistas que marcaron los perros están entre los pocos indicios con que cuenta la fiscal para seguir averiguando qué pasó.   

  • ¿Aportes? ¿Otra perspectiva? Puede escribir a fgarcia@mdzol.com

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?