Secuestraron una familia, agujerearon la pared y robaron a una empresa que está al lado

Secuestraron una familia, agujerearon la pared y robaron a una empresa que está al lado

Ocurrió anoche en Rosario. Al menos cinco ladrones ingresaron a un hogar con la intención de agujerear un muro e ingresar en una propiedad de la transportadora de caudales Brinks. Aún se desconoce el monto total del botín que se llevaron.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Una familia de Rosario fue secuestrada el lunes por la noche y debió aguardar dentro de una habitación mientras un grupo comando de al menos cinco asaltantes llevaba a cabo un plan maestro. El objetivo no era robar en esa casa, sino ingresar a las instalaciones aledañas y dar el golpe en la empresa de transportes de caudales Brinks, que está al lado.

Fue uno de esos robos "a lo rififí", como se decía antes. Con un guion prolijo, intentando evitar la violencia y con mucha plata de por medio

Los delincuentes irrumpieron en el domicilio de Presidente Roca al 2700. Adentro estaba Guillermo Algañarás y su hermano, más algunos niños y una mujer:

“Fue cerca de las 21.30. Yo había recibido a mi hija con mis nietos, que nos vinieron a visitar. Los ladrones se aprovecharon de que yo había dejado la puerta abierta. Ingresaron dos jóvenes, armados, con mucha energía pero sin violencia. Nos dijeron que nos portemos bien y nos dijeron que su propósito era el de asaltar la transportadora de al lado”, comentó Guillermo a colegas de Infobae.

El hombre notó que los asaltantes sabían lo que hacían: en ningún momento perdieron la tranquilidad y siempre fueron amables. Simpáticos o no, esposaron a los varones y ataron las manos de la mujer con alambres. Cuando terminaron de hacer los nudos, cinco miembros de la familia estaban inmobilizados. Solamente estaba "libre" un niño de ocho años

El boquete

Con los testigos atados y encerrados en una pieza, los ladrones pusieron el televisor a todo volumen. Poco después, la familia escuchó que los intrusos estaban picando una de las paredes de la casa.

Se calcula que en total fueron entre cinco y siete ladrones. Guillermo, el entrevistado, añadió que los asaltantes le preguntaron por qué había tanta gente en su casa; señal de que habían realizado investigaciones previas. No se llevaron nada que no perteneciera a Brinks: ni siquiera una billetera con 2500 pesos que andaba por ahí. 

Cerca de la medianoche, los golpes cesaron. "Dejamos de escuchar ruidos y salimos, yo tuve que salir esposado a la calle a pedirle a alguien que llamara al 911. Por suerte, un taxista frenó y nos ayudó”, recordó Guillermo.

Investiga el robo el fiscal Rodrigo Urruticoechea. Y no se sabe cuánta plata se llevaron los ladrones. Pero por su naturaleza, el golpe recuerda no solamente al llamado "robo del siglo" que se produjo en el banco Mayo de Acasusso (provincia de Buenos Aires) el 13 de enero de 2006; sino también al multitudinario asalto que se produjo el año pasado en un banco de Florianópolis.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?