El posible giro en la Justicia que marcaría el futuro de algunos femicidios

El posible giro en la Justicia que marcaría el futuro de algunos femicidios

Por la violación y asesinato de Paula Toledo, fallecida en 2003, hay solamente un condenado, y su pena está lejos de la perpetua que pidió la querella. Con la causa a punto de prescribir, adelantan que podría reclamarse un "juicio por la Verdad" para señalar a los responsables ante la sociedad.

Facundo García

Facundo García

La muerte de Paula Toledo (19) en 2003 es un símbolo de impunidad. La Justicia tardó casi dos décadas en encontrar a un culpable, y ni siquiera lo condenó por el femicidio sino por ser "partícipe necesario" del abuso sexual que la chica sufrió antes de ser ultimada brutalmente. Marcos Graín fue sentenciado a 11 años de prisión, y para muchos la pena tiene un sabor insípido. Sin embargo, la historia podría no terminar ahí.

Es que mucha agua ha corrido bajo el puente desde aquel 30 de octubre en que una pandilla de jóvenes atacó a Paula en San Rafael. Graín fue sentenciado y otros  sospechosos, como los hermanos Víctor y Alejandro Echegaray e Iván Gauna, confían en que el delito prescriba. Guillermo Rubio, el abogado que representa a la familia de la joven muerta, asegura que hará lo posible para que eso no suceda. Y adelanta que si finalmente los presuntos atacantes quedan libres, reclamará un juicio por la Verdad.

Obviamente, la prescripción es un eje de la lucha, ya que dejaría libres a todos los sospechosos menos a Graín. Y es cierto que ha pasado tiempo: la Suprema Corte de Justicia provincial, de hecho, confirmó que la causa iba a prescribir. La fiscalía, sin embargo, presentó un recurso federal extraordinario para que el máximo tribunal de la Argentina, la Corte Suprema, revea esa decisión. 

San Rafael recuerda a Paula.

El juicio por la Verdad

Se han hecho tres juicios por el crimen de Paula Toledo. Dos terminaron sin sentencia. El último fue el único que tuvo condena; una pena mucho menor a la que esperaban en el entorno de la víctima. "Creemos que faltó perspectiva de género", apunta Rubio.

¿Y qué depara el futuro? En el caso de que la Corte Suprema de la Nación entienda que la acusación contra los sospechosos que están libres prescribió, quedarán otros caminos. Un juicio por la Verdad, de hecho, no redundaría en castigos penales pero sí en dilucidar quién hizo qué.

"Conocer la Verdad es un derecho"

"Tenemos una demanda de reparación contra el Estado -explica Rubio-. Entre lo que pedimos está que se condene a la provincia de Mendoza a esclarecer completamente este hecho y a aplicar una serie de políticas de género. Y suponiendo que no se alcance a sentenciar penalmente a todos los responsables, iremos por la reparación económica y por que se reconozca el derecho de saber la verdad sobre este femicidio".

La idea, en síntesis, es que si no se consigue mandar tras las rejas a los agresores, que al menos exista una condena social contra los responsables. Eso incluye tanto quienes atacaron a Paula como a los funcionarios que hicieron la vista gorda o alteraron las evidencias. Es la postura del abogado Rubio y el de su representada, Nuri Ribotta, que es la mamá de la víctima.

Por lo demás, los juicios por la Verdad tienen antecedentes en Argentina, especialmente en relación a crímenes de lesa humanidad. Los hubo en varias provincias, incluso en Mendoza. Ahora, en otro giro histórico, también podrían llegar a los casos de femicidios

  • ¿Aportes? ¿Otra perspectiva? Puede escribir a fgarcia@mdzol.com

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?