Sangre en la Lepra: polémica y "pasadas de factura" luego del crimen

Sangre en la Lepra: polémica y "pasadas de factura" luego del crimen

Tras la balacera del sábado, que dejó el triste saldo de un muerto a tiros y varios heridos, distintas voces salieron a analizar lo sucedido. ¿Tiene responsabilidad el Club? ¿El Gobierno? ¿Cómo se sale de la encerrona que plantean los violentos?

Facundo García

Facundo García

El sábado se festejaban 108 años de existencia del Club Independiente Rivadavia. Y la situación en la barra era harto conocida: durante buena parte de 2020, de hecho, hubo enfrentamientos y detenciones. Sin embargo la violencia volvió a ocurrir y una vez más sonaron balazos. Como resultado, Gabriel "Gabito" Videla (26) fue acribillado de al menos 5 disparos, y hubo varios lesionados. El crimen dio pie a otro capítulo de una agria disputa que ahora no solo enfrenta a las diversas facciones de la tribuna, sino también, parece, a algunos dirigentes.

El presidente de la Lepra, Carlos Castro, opinó que lo ocurrido "es un hecho policial" y que por lo tanto excede las responsabilidades de la institución que él conduce. En diálogo con colegas de Radio Nihuil, el dirigente aseguró que no tiene contacto con la barra: "no sé qué lugar ocupa el club en estos hechos", admitió. 

En redes, algunos hinchas salieron a cuestionar esta postura, y se preguntaron si desde la dirigencia se dejó crecer a este tipo de facciones de modo irresponsable y a lo largo de los años, hasta que se tornaron incontrolables

El vicepresidente del club, Jorge David Pujol, salió con los botines de punta y responsabilizó de lo sucedido al gobierno provincial, lo cual derivó en un comunicado en el que la comisión directiva se desmarcó de esa postura.

Aquí, el tuit y la reacción "institucional":

 

La Lepra se desmarcó de Pujol.

Y luego, el retruco de Pujol:

¿Alguien puede pensar en los hinchas?

Lo cierto es que cualquiera que venga siguiendo las noticias que rodean a la Lepra desde hace por lo menos dos años era capaz de anticipar que una reunión multitudinaria como la del sábado tendría sus riesgos. Máxime si iban a asistir familias enteras, incluyendo niños y ancianos.

La secuencia es obvia y la conoce casi cualquier vecino: a principios de 2019, mataron a Omar Alfredo "Camel" Jofré, quien era el líder de la barra. En aquella oportunidad, más de 150 motos y otros tantos autos se concentraron en el estadio de la Lepra para realizar ahí el velorio. "Jamás nadie nos pidió autorización. Se metieron, hicieron lo que querían y se fueron. A 100 metros había un patrullero", se lamentó el entonces presidente del club, Ignacio Berrios.

De ahí en más la cosa se puso más y más espesa. En febrero de 2020, de hecho, un partido debió ser suspendido por los desmanes que se desataron entre facciones de la hinchada.

En Facebook se multiplicaron las amenazas entre "encapuchados", "caudillos" y otros grupos. "Para que haya paz tenía que haber guerra", anticiparon los primeros. La violencia, como se ve, era una carta marcada desde hace tiempo. Y un lindo interrogante es si los responsables de evitarla no pudieron o no quisieron verla

Este fue el instante en que se desató la balacera:

Detenidos

Entre tanto, por el asesinato de Gabito Videla ya hay cuatro detenidos, que han sido imputados por homicidio agravado por concurso premeditado de dos o más personas, por el uso de arma de fuego y por alevosía

Facundo Olivera, Iván Gómez y los hermanos Leonardo y Enzo Robledo están tras las rejas, mientras que la fiscal Claudia Ríos sigue avanzando en la investigación. 

Como informó ayer MDZ, las principales pruebas contra los acusados son los barridos electrónicos -dieron positivo de pólvora en las manos de los sospechosos, en su ropa y en su auto- y algunos videos que se revisaron. 

  • ¿Aportes? ¿Otra perspectiva? Puede escribir a fgarcia@mdzol.com

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?