Crimen de Fernando: los rugbiers decidieron evitar el juicio por jurados

Crimen de Fernando: los rugbiers decidieron evitar el juicio por jurados

La defensa de los 8 imputados anticipó que el proceso legal no se realizará con un jurado, ya que los abogados temen que la mediatización del caso haya generado "prejuicios" que podrían afectar el veredicto. En consecuencia, el debate avanzará en una audiencia tradicional.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

El 18 de enero del año pasado un grupo de jóvenes golpeó hasta la muerte a Fernando Báez Sosa (18). Fue una de las noticias que marcó aquel verano, y a medida que se conocían videos y testimonios la indignación colectiva se hizo más y más grande. Por eso, la defensa de los ochos rugbiers imputados decidió en las últimas horas que evitará el juicio por jurados, ya que luego de haber tenido tanta exposición creen que no está garantizada la imparcialidad.

La fiscal Verónica Zamboni ya presentó el pedido de elevación a juicio. Pero trascendió que el abogado defensor, Hugo Tomei, aprovechará la opción que le da la Justicia bonaerense y esquivará al jurado popular

De este modo, los muchachos que mataron a Fernando en la puerta del boliche Le Brique afrontarán un juicio "técnico". Esto, desde luego, si finalmente Tomei confirma esta decisión al magistrado David Mancinelli, para lo que tiene tiempo hasta el 1 de febrero. 

Los abogados querellantes apuestan a que alguno de los acusados "se quiebre"

Entre tanto, los abogados de la familia Báez Sosa disparan con una retórica que se parece a la munición pesada. “Tienen un pacto de silencio mafioso porque son cagones”, llegó a decir Fernando Burlando, quien junto a Fabián Améndola representan Silvino Báez y Graciela Sosa, el papá y la mamá de la víctima.

La estrategia parece ser horadar la consistencia que mantiene el grupo de acusados, que siguen presos en la cárcel de Melchor Romero, imputados por homicidio doblemente agravado por concurso premeditado de dos o más personas y por alevosía. Es que si no se dividen y deslindan responsabilidades, podrían ser todos condenados a prisión perpetua.

"Se están jugando la vida. Si se tratara de mi hijo o familiar yo no sé si me dejaría llevar por ese pacto de silencio, porque arriesgan reclusión perpetua. Recién en 35 años podrán gozar de algún beneficio", apuntó Burlando este sábado en diálogo con la prensa.

Por otra parte, quienes conocieron al chico asesinado han organizado una colecta de alimentos y útiles escolares que serán entregados a instituciones que trabajan en barrios necesitados. Eso en recuerdo de Fernando, quien era conocido por su participación en proyectos solidarios

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?