Estranguló a su mujer y abusó de su cuñada, pero dice que "no se acuerda de nada"

Estranguló a su mujer y abusó de su cuñada, pero dice que "no se acuerda de nada"

Un hombre de nacionalidad india está detenido por el femicidio de su mujer, pero su defensa intentará evitar que lo juzguen porque dice no recordar nada de lo sucedido, a pesar de que fue él mismo quien llamó a la Policía para confesar el crimen.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Un hombre de nacionalidad india que está detenido por el femicidio de su mujer, cometido en noviembre de 2019 en el barrio porteño de Vélez Sarsfield, será juzgado por el caso en febrero, aunque su defensa intentará evitar el debate y demostrar que está mentalmente incapacitado ya que dice no recordar nada de lo sucedido, a pesar de que fue él mismo quien llamó a la Policía para confesar el crimen.

Basra Parminder (36) permanece detenido en pabellón neuropsiquiátrico del penal federal de Ezeiza -donde se aplica el Programa Interministerial de Salud Mental Argentino (PRISMA)- y asegura que no recuerda haber estrangulado a su mujer y madre de sus tres hijos, María Salinas (33), quien lo había denunciado por violencia de género.

"No recuerda haber matado a su mujer, dice que se dio cuenta de lo que hizo cuando se despertó al otro día y se encontró dormido junto al su cuerpo. También se quería ir con ella y por eso intentó suicidarse tomando fármacos", contó su abogado defensor, Hugo López Carribero.

Basra se encuentra detenido desde el 14 noviembre último como acusado de los delitos de "amenazas coactivas reiteradas en dos ocasiones y homicidio agravado por el vínculo y por su comisión contra la mujer por parte de un hombre y mediante violencia de género". Además, enfrenta otra acusación por abuso sexual simple, en este caso contra la hermana de su mujer.



No obstante, la defensa sostuvo que el acusado "no pudo comprender la criminalidad de sus actos" y que actualmente se encuentra en una situación "mentalmente compleja". Según López Carribero, la noche del femicidio, Basra había ingerido una alta dosis de Clonazepam, por lo que se intoxicó y quedó dormido junto al cuerpo de Salinas y recién al día siguiente se dio cuenta lo sucedido y llamó al 911 para pedir auxilio.

No obstante, en el requerimiento de elevación a juicio, la fiscal dio por probado que se trató de un femicidio cometido en medio de una discusión de pareja, con amenazas de muerte y denuncias por violencia de género previas. Además, destacó que de los estudios psiquiátricos oficiales surgió que el imputado estaba "lúcido, orientado en tiempo y espacio" y que "comprendía el hecho".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?