Caso Aliaga: la defensa jugó fuerte y cuestionó toda la investigación

Caso Aliaga: la defensa jugó fuerte y cuestionó toda la investigación

Además, los abogados de Barrera y su familia pidieron que se aparte al fiscal y todos a los policías que participaron en la detención e incomunicación de los imputados. Y lo que es más, solicitaron la nulidad de esos actos, lo que de prosperar podría afectar al resto de la causa.

Facundo García

Facundo García

Cuando detuvieron a los primeros cuatro imputados por el presunto secuestro extorsivo del empresario Diego Aliaga, los acusados pasaron -según dicen- 48 horas sin poder hablar con nadie. La defensa de Diego Barrera, Bibiana Sacolle, Gastón y Lucas Curi presentó hoy un escrito en el que interpone la nulidad genérica y absoluta sobre este hecho, ya que afirman que la fiscalía nunca pidió la incomunicación de los sospechosos. 

"Tampoco existió resolución judicial que ordenara esa incomunicación", aducen desde la defensa. "Este proceder violentó (...) los derechos fundamentales del ser humano, tornándose así una detención ilegal", acusa el escrito. 

O sea que para los letrados, sus defendidos permanecieron aislados sin que nadie lo hubiese exigido en un papel. Esto -apuntan- habría vulnerado garantías constitucionales. "Tal calidad de incomunicación en la detención de los imputados jamás existió jurídicamente, debido a que no existe decreto ni auto que la autorice", subrayan los abogados. 

Y siguen: "en ningún punto o párrafo se solicitó esto. Es un acto inexistente como acto procesal". Según los letrados, el único sitio en el que se menciona la incomunicación es un oficio firmado por la Secretaria del Juzgado Federal 3, Marina Leiva, en la que se pide que los imputados sean puestos a disposición del tribunal en calidad de "detenidos incomunicados". Pero la defensa denuncia que Leiva no tenía potestad para tomar esa medida.

A ello agregan otra grave acusación: dicen que las actas en las que se deja constancia de la detención de los imputados no cuentan con la firma de los testigos y por lo tanto carecerían de valor legal. Habrá que ver cómo avanza la Justicia en ese sentido, si es que semejantes críticas tienen algún asidero. 

Sacolle y Barrera están detenidos.

¿Fruto envenenado?

Con esa movida, la defensa juega fuerte. "Nuestros defendidos pasaron 48 horas en total desamparo (sin defensor, ni siquiera oficial) e incomunicados en forma ilegal, en distintas dependencias policiales", recalca una fuente allegada a Barrera y su familia.

"Solicitamos el apartamiento de todos los funcionarios públicos que participaron"

Fuentes consultadas por MDZ comentaron que si se hace lugar al pedido de los defensores, la causa -o buena parte de ella- podría estar en riesgo, ya que si se declara nulo el acto de detener a los imputados "se anularían todos los actos consecutivos que de él dependan".

Y el cuestionamiento más fuerte llega cerca del final: "dada la gravedad de las nulidades aquí impetradas, es que venimos a solicitar el apartamiento en esta causa de todos los funcionarios públicos que participaron en la ejecución y orden de la incomunicación no ordenada por autoridad competente". La defensa deja abierta, además, la posibilidad de recurrir a la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

El caso

El 28 de julio, Diego Aliaga y su "socio" Diego Barrera quedaron en encontrarse en Bandera de Los Andes 9846 (Rodeo de la Cruz, Guaymallén), donde habían planeado montar una clínica para personas discapacitadas.

Desde temprano pasaban cosas en ese enorme predio. A las 7 llegó Barrera. A las 8.22, las cámaras tomaron a dos sujetos que se arrimaron a la vereda, revisaron los alrededores y regresaron adentro como controlando el entorno. Llegaron más vehículos. Y entre las 8.36 y las 8.42, ingresó una combi Mercedes Benz Sprinter de color anaranjado que será una clave.

Aliaga arribó a la cita a eso de las 9.50. Entró, pero nunca se lo vio salir. Lo que sí salió es la combi anaranjada donde -según la hipótesis de la fiscalía- puede haber estado la víctima, ya reducida por sus captores.

La combi anaranjada.

Ese vehículo atravesó Guaymallén y se metió por la Rotonda del Avión, ocultándose en un garaje ubicado sobre calle Jujuy al 840 (Cuarta Sección, Ciudad). Es el espacio donde se guardaban los rodados de la empresa "Solcito", que es administrada por Barrera, Sacolle y los Curi.

Aliaga fue asesinado y trasladado al campo lavallino

Es probable que Aliaga haya permanecido encerrado allí. Sea como fuere, el 30 de julio a las 12.56, mientras Gonzalo -el hermano de Aliaga- estaba haciendo la denuncia por la desaparición, alguien se comunicó con él por teléfono y con "una voz que parecía fingida" le exigió un millón de dólares a cambio de la liberación del empresario.

Por alguna razón no volvieron a llamarlo. Aliaga fue asesinado y trasladado al campo Lavallino, hasta donde llegaron luego los efectivos policiales y representantes de la Justicia Federal. Para dar con el cadáver fue clave el testimonio del quinto imputado en la causa, el chofer Yamil Rosales.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?