Caso Aliaga: la fiscalía discute el paso a la Justicia provincial

Caso Aliaga: la fiscalía discute el paso a la Justicia provincial

El juez Marcelo Garnica declaró este martes que la causa por la muerte del empresario está fuera de su competencia. Pero en el entorno del fiscal Fernando Alcaraz adelantaron que apelarán. Todo indica que viene un debate caliente: ¿fue secuestro extorsivo u homicidio? ¿Y qué implica el matiz?

Facundo García

Facundo García

El juez federal Marcelo Garnica firmó este martes un fallo en el que declaró que el caso Aliaga está fuera de la competencia de la Justicia Federal, dejando el expediente en manos de los tribunales provinciales. La decisión se funda en que para el magistrado "no habría elementos" para que la causa siga tramitándose en ese ámbito, al no estar demostrado que el empresario desaparecido haya sido víctima de un secuestro extorsivo. Sin embargo, desde el entorno del fiscal Fernando Alcaraz -que llevó adelante una profusa investigación- salieron al cruce y adelantaron que se presentará una apelación.

"Para nosotros es una decisión prematura", comentó una fuente cercana a la fiscalía en charla con MDZ. "Todavía hay prueba por analizar, como por ejemplo el informe de la necropsia sobre el cuerpo que se halló hace unos días", explicó.

Se refería a los estudios que se están realizando sobre el cadáver del empresario, que fue hallado el 10 de septiembre en un campo de Costa de Araujo (Lavalle). A través de las huellas digitales, se corroboró que se trata de Aliaga. Pero aún hay que establecer con certeza otros datos, como la mecánica que lo llevó a la muerte

"No llevamos ni 8 semanas de investigación -subrayó la fuente-. Para nosotros, insisto, se trata de una decisión apresurada".

El caso

El 28 de julio, Diego Aliaga y su "socio" Diego Barrera quedaron en encontrarse en Bandera de Los Andes 9846 (Rodeo de la Cruz, Guaymallén), donde habían planeado montar una clínica para personas discapacitadas.

Desde temprano pasaban cosas en ese enorme predio. A las 7 llegó Barrera. A las 8:22, las cámaras tomaron a dos sujetos que se arrimaron a la vereda, revisaron los alrededores y regresaron adentro: como controlando el entorno. Llegaron más vehículos. Y entre las 8:36 y las 8:42, ingresó una combi Mercedes Benz Sprinter de color anaranjado que será una clave.

La combi anaranjada con la leyenda "Solcito". 

Aliaga arribó a la cita a eso de las 9.50. Entró, pero nunca se lo vio salir. Lo que sí salió es la combi anaranjada donde -según la hipótesis de la fiscalía- puede haber estado Aliaga, ya reducido por sus captores.

Ese vehículo atravesó Guaymallén y se metió en la Cuarta por la Rotonda del Avión, ocultándose en un garaje ubicado sobre calle Jujuy al 840 (Cuarta Sección, Ciudad). Es el espacio donde se guardaban los rodados de la empresa "Solcito", que es administrada por Barrera y su familia.

Es probable que Aliaga haya permanecido encerrado allí. Sea como fuere, el 30 de julio a las 12.56, mientras Gonzalo -el hermano de Aliaga- estaba haciendo la denuncia por la desaparición, alguien se comunicó con él por teléfono y con "una voz que parecía fingida" le exigió un millón de dólares a cambio de la liberación del empresario.

Por alguna razón no volvieron a llamarlo. Aliaga fue asesinado y trasladado al campo Lavallino, hasta donde llegaron luego los efectivos policiales y representantes de la Justicia Federal. 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?