Volvieron a negarle la libertad a la monja Kumiko Kosaka

Volvieron a negarle la libertad a la monja Kumiko Kosaka

La religiosa, acusada por los abusos sexuales a niños hipoacúsicos que tuvieron lugar en el Instituto Próvolo de Luján, había pedido su excarcelación. Sus abogados afirman que se han vencido todos los plazos y anticipan que se contactarán con tribunales e instancias internacionales. Debate.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

La monja Kumiko Kosaka recibió este jueves una mala noticia: por ahora, seguirá privada de su libertad a pesar de haber solicitado el fin de la prisión preventiva. La religiosa está acusada por los abusos que tuvieron lugar en el Instituto para niños hipoacúsicos Padre Antonio Próvolo, y a estas alturas el juicio se ha convertido en un proceso largo y complejo que pone a prueba todas las paciencias.

El conflicto es este: para la Ley argentina, la prisión preventiva no puede exceder los dos años sin que se haya dictado sentencia. Se puede prorrogar por un año más en casos excepcionales. Kosaka, por su parte, lleva encerrada 3 años y 3 meses, y en consecuencia la defensa aduce que se están violando sus derechos fundamentales

En contraste, la visión del Tribunal Penal N° 2 -a cargo del Juez Horacio Cadile- es distinta. Para el magistrado, lo que se le aplicó a la imputada no es una sola preventiva, sino una suma de medidas de este tipo vinculadas con diversos asuntos, por lo que el cómputo debería hacerse por separado

"Desde la defensa consideramos que esta resolución es arbitraria y no cumple con los estándares establecidos por los sistemas de protección de derechos humanos en la doctrina y jurisprudencia, por lo que se comunicará dicha sentencia a los tribunales e instancias internacionales donde se ha denunciado la prisión arbitraria a que ha sido sometida, la labor de los fiscales y las violaciones al debido proceso que la han afectado", comunicaron los representantes de la mujer.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?