Fue a recuperar su auto... ¡pero le habían puesto otro auto arriba!

Fue a recuperar su auto... ¡pero le habían puesto otro auto arriba!

Ocurrió esta mañana en Ciudad. Un hombre al que las autoridades le habían secuestrado un Corsa fue a buscarlo luego de resolver sus problemas legales. Cuando llegó al predio, se encontró con que el vehículo no tenía las ruedas ni los espejos retrovisores. Y además habían puesto otro coche encima.

Facundo García

Facundo García

La escena es digna de aquellas cámaras ocultas que estaban en boga en los años 90', cuando a un hombre le agarraban el auto y se lo destruían frente a sus narices. Ocurrió esta mañana: un mendocino al que las autoridades le habían secuestrado el vehículo en mayo de 2019 fue a buscar su coche a la Playa San Agustín.

¿Qué se encontró? El Chevrolet Corsa ya no tenía ruedas, varias piezas habían desaparecido y -lo peor- hasta le habían puesto otro auto arriba. Desahuciado, el hombre miró a los policías pidiendo explicaciones.

"Le respondieron que mejor no denunciara, porque era meterse en un lío burocrático", cuenta Franco Migliavacca, el abogado que -junto a su colega Emiliano Marlía- ha asumido la representación legal del dueño del rodado. 

En San Agustín pasan cosas raras.

Cómo empezó todo

El auto fue secuestrado durante un allanamiento el año pasado. Según contó el abogado Migliavacca, este hombre estaba de casualidad en esa casa porque había dejado allí a sus hijos. Cuando los fue a buscar, se encontró con un operativo policial que investigaba una causa relacionada con su hermano.

"En aquel momento al auto le faltaban unos papeles, así que los policías se lo llevaron", recuerda el letrado. En los meses siguientes, el propietario regularizó los trámites, puso el Corsa a su nombre y hoy, contento, pensó en ir a buscarlo a San Agustín.

Al llegar al segundo callejón de la playa, sobrevino el desencanto. "Lo notable es que cuando ingresa un vehículo, se hace una suerte de inventario en el que se especifica en qué estado está. Obviamente, la forma en que ingresó no tiene nada que ver con lo que hay ahora", analizó Migliavacca.

La denuncia ya está hecha. Desde la Fiscalía de Delitos Económicos -donde se investigaba la causa que originó aquel allanamiento- se sorprendieron ante el bizarro incidente y anticiparon que tomarán medidas para deslindar responsabilidades.

Y ahí sigue el Corsa. Con otro auto arriba.

  • Para aportes y comentarios, puede escribir a fgarcia@mdzol.com

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?