Caso Madeleine: sospechan que el acusado tenía dos sótanos secretos

Caso Madeleine: sospechan que el acusado tenía dos sótanos secretos

Christian Brueckner, el principal acusado por la desaparición de la niña de 4 años en 2007, tenía un búnker cerca de Hannover (Alemania). Ahora se habla también de un segundo cuarto oculto a 40 kilómetros de allí. Los allegados del hombre recuerdan que fantaseaba con secuestros. Nuevas evidencias.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Ayer la policía alemana descubrió un sótano que había sido tapado con cemento. Una especie de habitación secreta en la que se recolectaron nuevas pistas que pueden revelar si Christian Brueckner (43) fue realmente la persona que secuestró a Madeleine McCann en la costa de Portugal en 2007. El primer cuarto oculto se encontró en Hannover.

Pero eso no es todo, porque en la tarde de este jueves trascendió que podría existir un segundo sótano en otra propiedad que está a 40 kilómetros de allí, en la localidad de Brunswick. Así que hacia allí fueron los efectivos con sus perros rastreadores, radares y drones

En tanto, cada vez se conocen más datos sobre lo que había en la primera de las propiedades.

Hallazgo en Hannover

Se cree que al volver de Portugal, Brueckner vivió en el sitio donde ayer se destapó el búnker. Adentro, los agentes vieron que había un baldecito de juguete, platos viejos y escombros. De acuerdo con información que publica el tabloide británico The Sun, las autoridades confirmaron que el operativo estaba relacionado con la búsqueda de la pequeña. En los últimos meses, la causa se reavivó luego de que salieran a la luz nuevas pistas que vinculan al alemán Brueckner -quien está preso y tiene numerosos antecedentes penales- con el caso.

Los vecinos cuentan chismes sobre el acusado. Dicen que nunca regó una planta y que "simplemente se sentaba ahí a tomar cerveza", acompañado ocasionalmente por su novia. Wolfgang Kossack (73) aclaró que el sospechoso "nunca hizo jardinería ni trató de cultivar nada". 

Trascendió, además, que desde 2007 la propiedad no había sido habitada. En un momento alguien clausuró la entrada a ese sótano y ahí quedó durante 13 años, hasta que en las últimas horas llegaron los investigadores.

Los detectives dicen que tienen más de 8000 piezas de potencial evidencia que podrían estar relacionados con Madeleine y otros presuntos crímenes cometidos por el sujeto.

Noticia en desarrollo.

 

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?