Escándalo en un Coto con 10 casos confirmados de coronavirus

Escándalo en un Coto con 10 casos confirmados de coronavirus

Inspectores municipales fueron a cerrar la sucursal ubicada en el partido bonaerense de Lanús y se enfrentaron con el jefe de operaciones, Eduardo Bufalo, quien resistió el cierre a los gritos.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

En una sucursal de la cadena de supermercados Coto se confirmaron 10 casos positivos de coronavirus entre los empleados en las últimas horas. A pesar de esta situación, se vivió un verdadero escándalo cuando los inspectores llegaron al lugar para disponer el cierre de la sucursal ubicada en el partido bonaerense de Lanús.

El jefe de operaciones del Coto en cuestión, Eduardo Bufalo, se resistió a los gritos al cierre del supermercado pese a la presencia de los inspectores municipales en el lugar.

En un video que se viralizó en redes sociales, se ve a Bufalo a los gritos mientras los inspectores proceden a cerrar la sucursal en cuestión. "Listo. ¡Hoy voy en cana! ¡Hoy voy en cana, Tito! ¡Hoy voy en cana! Esto termina mal. ¡No van a cerrar la sucursal, Tito! ¡No la vas a cerrar, como que me llamo Bufalo!”, grita el hombre mientras habla por teléfono.

Pese a que hay 10 trabajadores contagiados y otros 48 en aislamiento, Bufalo arremetió contra los inspectores y los increpó por cerrar la sucursal. Según denunciaron los delegados sindicales, Bufalo “es el encargado de coordinar las patotas que envía Alfredo Coto para amenazar a los trabajadores que hacen reclamos”.

Bufalo ya estuvo involucrado en un confuso episodio ocurrido en una sucursal de Coto de La Paternal donde se encontró un arsenal de armas en 2017. Por esa causa, Alfredo Coto y su hijo Germán fueron acusados de tenencia ilegítima de explosivos y otras armas que estaban en dicho supermercado. Cuando lo indagaron, Coto le adjudicó la responsabilidad a su Gerente de Operaciones, Eduardo Bufalo, y señaló en su defensa que el arsenal hallado era para prevenir eventuales saqueos a sus supermercados.

Según el expediente, en el lugar se encontraron 227 granadas, 41 proyectiles de gases MM RIOT CS SMOCK, 29 armas -27 de fuego y dos de lanzamiento- 3.886 municiones, un revólver doble acción calibre 38 a nombre de Alfredo Coto, una ametralladora UZI 9 milímetros a nombre de su hijo (Germán Coto), 14 chalecos antibala, 22 cascos tácticos de la Guardia de Infantería de la Policía Federal sin número visible, un silenciador y nueve escudos antitumultos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?