Violó a su nieta y le dieron la domiciliaria por el coronavirus

Violó a su nieta y le dieron la domiciliaria por el coronavirus

La excarcelación del exmilitar Ramón Eugenio Llull, condenado a 12 años de prisión por violar a su nieta cuando tenía 7 años, generó indignación en la ciudad neuquina de Junín de los Andes.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

La excarcelación del exmilitar Ramón Eugenio Llull, condenado a 12 años de prisión por violar a su nieta cuando tenía 7 años, generó conmoción en la ciudad neuquina de Junín de los Andes. "Le dan domiciliaria por la edad, pero se cagan en la edad que yo tenía cuando me destruyó la vida", se lamentó la víctima

Los jueces del Tribunal de Impugnación Richard Trincheri, Liliana Deiub y Federico Sommer fueron los que dictaron la prisión domiciliaria para el violador al considerar que por tener 69 años se encuentra dentro del grupo de riesgo de contagio de COVID-19.

"El penal tiene capacidad para 10 personas y había 33. ¿Cuánto tardaría en propagarse el virus si se contagia uno de los internos?”, justificó la decisión uno de los magistrados. La medida luego fue resuelta por la jueza de Garantías de Zapala, Leticia Lorenzo.

En diálogo con La Mañana de Neuquén, la joven que fue atacada por su abuelo cuando tenía entre 7 y 11 años cuestionó la decisión judicial. “El juez salió a decir que yo tenía 20 años ahora, como si eso significara que porque soy más grande y pasó el tiempo ya lo superé, pero se equivoca, esto no se supera en toda la vida”.

Cuatro años después de que los abusos se detuvieran, la joven finalmente pudo contarle a su mamá que su abuelo la había violado. Cuando se enteró que Llull había recibido el beneficio del arresto domiciliario y estaba viviendo a pocas cuadras de distancia de su casa, la angustia volvió con toda su fuerza.

"Me dio mucha bronca porque yo siento que no pagó por nada de lo que me hizo", se lamentó la joven. Su abuelo fue condenado en 2016 a 12 años de prisión efectiva por haber abusado sexualmente de ella. "Se cagaron en la edad que yo tuve cuando me destruyó, se cagó en mí, en mi vida, pero ojo, él corre riesgo por su edad y tiene que irse a casita con su familia como si nada", agregó la víctima en redes sociales.

A pesar que que el fiscal advirtió en su informe que "no estaban dadas las condiciones" para que Llull recuperara su libertad, debido a que en la casa donde iba a ser alojado viven cuatro menores de edad, la jueza Lorenzo otorgó el beneficio y el exmilitar volvió así a la casa de uno de hijos, sin tobillera y a solo diez cuadras de la casa de la víctima.

Lorenzo, que se había hecho conocida el año pasado por señalar las falencias del Poder Judicial, declararse feminista y empezar a usar el lenguaje inclusivo en sus fallos, fue duramente criticada en redes sociales por convalidar la domiciliaria para el exmilitar.

Días atrás, el abogado de la víctima, Marcelo Hertzriken Velasco, presentó ante el Tribunal Superior de Justicia el recurso de impugnación para que el exmilitar vuelva a la cárcel, calificando la medida de “arbitraria”, ya que la víctima tiene “derecho a ser informada y a expresar su opinión”, algo que no ocurrió.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?