El violador de su hijo pidió la domiciliaria y explotó: "Si no hay justicia saldremos a cazar gente"

El violador de su hijo pidió la domiciliaria y explotó: "Si no hay justicia saldremos a cazar gente"

Contrariado por las prisiones domiciliarias otorgadas en los últimos días con la excusa del Covid-19, un hombre de Bahía Blanca confesó que irá en busca del abusador si lo liberan. El violador de su hijo de 7 años, que era policía y catequista, fue condenado a 20 años de prisión.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Las prisiones domiciliarias de los últimos días otorgadas a miles de presos con la excusa de un posible ingreso de Covid-19 a las cárceles causaron indignación en una amplia mayoría de la sociedad y el padre de un nene víctima de abuso sexual, enterado de que el abusador pidió salir de prisión, advirtió que "si no hay justicia, tendremos que salir a cazar gente".

La frase fue pronunciada durante una entrevista que le realizaron en una radio de Bahía Blanca donde a mediados de 2017 el padrino catequista y policía de su hijo, José Luis Andersen, abusó sexualmente del nene y, tras la denuncia, fue condenado a 20 años de prisión.

"Como la sentencia no está firme y ellos apelaron, nunca dejamos de estar al lado de la causa. Ahora estamos adelantándonos porque él pidió estar beneficiado con la prisión domiciliaria", afirmó el papá de la víctima.

"Como yo, hay muchos padres, tíos, abuelos que nos vamos a juntar. Esto es un aviso para los jueces, fiscales, para todos, porque van a tener que abrir el ojo (...) Es horrible esto que voy a decir: en los tiempos de los militares, había cuadrillas de civiles que salían a cazar gente. Y si no hay justicia, tendremos que salir a cazar gente. No queda otra", explicó, en una peligrosa comparación con épocas oscuras de la Argentina.

La capilla en la que Andersen era ministro de la eucaristía

"Era muy amigo mío, muy amigo de la familia. Venía unas cinco noches por semana a cenar a casa. Éramos familia, me veía más con él que con mi hermano. Él estaba pendiente de mis problemas, de mis hijos, de todos. Se abusó de mi confianza porque él se vendía como una excelente persona, y yo compré. Yo lo ayudaba mucho en la iglesia", se lamentó el hombre.

Andersen, quien se desempeñaba como ministro de la eucaristía en una capilla dependiente de la parroquia San Roque y también cumplía funciones como teniente primero en la Seccional 2ª de Bahía Blanca, fue condenado el 10 de septiembre de 2018 a la pena de 20 años de prisión en el Tribunal en lo Criminal Nº 3.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?