Piden domiciliaria para el asesino de Emir Cuattoni

Piden domiciliaria para el asesino de Emir Cuattoni

Dionisio Elmelaj fue condenado hace unos meses por matar al joven Emir, que tenía solo 15 años. Hoy sus abogados solicitaron que cumpla su condena en una casa porque consideran que pertenece a un "grupo de riesgo" frente a la pandemia de coronavirus.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

La ola de pedidos para que diferentes presos pasen a cumplir prisión domiciliaria no cesa. Es más: a medida que se avizora un posible fin de la cuarentena, los reclamos son más y más. Especialmente para los detenidos como Dionisio Elmelaj, el empresario que mató al joven Emir Cuattoni (15): según su abogado defensor, Juan Rossello, el hombre está dentro del grupo de riesgo ante la pandemia de coronavirus. 

Elmelaj fue condenado a 32 años de cárcel en septiembre de 2019. Poco le duró la paciencia tras las rejas: acaba de solicitar que el cumplimiento de su pena continúe en la casa de un familiar, con el argumento de que tiene diabetes y es hipertenso, dos afecciones que lo ponen en peligro frente al Covid-19.

Como respuesta a la petición, el Jefe de Fiscales de Homicidios, Fernando Guzzo, requirió que se concreten estudios médicos para verificar si es cierto lo que sostiene el detenido. En caso de comprobarse que su estado de salud no es bueno, es posible que se haga lugar a sus argumentos. De todos modos, se prevé que desde el Ministerio Público buscarán evitar esa movida.

El caso

Dionisio Elmelaj quedó entre rejas luego de que su ex esposa revelara que era un hombre violento en el ámbito doméstico y que había cometido el crimen del joven Cuattoni en 2016, en las inmediaciones del Parque Benegas de Godoy Cruz.

"Le pegué un tiro a un negro de mierda", dijo Elmelaj cuando volvió a su casa.

La agresión se habría producido porque Elmelaj perdió los estribos al saber que le habían robado la bicicleta a uno de sus hijos. Entonces subió a su camioneta, creyó ver en Emir a uno de los ladrones, le disparó y huyó.

—Le pegué un tiro a un negro de mierda— se vanaglorió al retornar a su casa.

No dijo nada, en cambio, cuando la fiscalía señaló como principal sospechoso a Gustavo Seré, quien no había tenido nada que ver con el disparo que terminó con la vida del adolescente. A pesar de su inocencia, Seré se comió más de un año a la sombra, hasta que la ex esposa de Elmelaj decidió destapar la verdad.

Un último dato refleja la inmensidad de la tragedia: Cuattoni ni siquiera estaba vinculado el robo de la bici. El día de su muerte simplemente había salido a pasear con sus amigos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?