La familia de la mendocina muerta en San Luis cuestionó la autopsia

La familia de la mendocina muerta en San Luis cuestionó la autopsia

Santiago Calderón Salomón, uno de los abogados que representa a la familia de Florencia Magalí Morales (39), pidió que se amplíe el informe. Dice que el escrito del forense no da detalles sobre las lesiones que presentaba el cadáver. En el entorno sospechan que la mujer fue asesinada por la Policía.

Facundo García

Facundo García

Florencia Magalí Morales (39) fue detenida -supuestamente- por violar la cuarentena el domingo 5 de abril en Santa Rosa de Conlara, San Luis. Ya en la comisaría, la encerraron en un calabozo. La mujer fue hallada muerta poco después, colgada de un cordón que estaba atado a la bisagra de una puerta. Al principio se habló de un suicidio. Pero su familia cree que la mataron.

De hecho, este martes el abogado Santiago Calderón Salomón -que integra la querella junto a Federico Putelli- pidió que el médico forense que hizo la autopsia amplíe su informe, puesto que el escrito no da detalles sobre posibles lesiones. Se habla, incluso, de concretar un nuevo estudio con un perito de parte. La inquietud cobra especial relevancia porque los allegados a Florencia Magalí aseguran que quizá hubo algún tipo de maltrato o abuso que derivó en asesinato.

La causa está en manos del juez Jorge Pinto, quien ha pedido que se secuestre el libro de novedades de la Seccional 25° y además está revisando las grabaciones de las cámaras de seguridad de la zona. El fiscal Roberto Silvestre, a su vez, ha reclamado un informe del hospital que atendió a la fallecida. Sin embargo cada día aparecen más detalles que complican el caso.

Florencia Magalí Morales era oriunda de Mendoza.

"Ella conocía a uno de los agentes"

Días atrás, Andrea, la hermana de Florencia Magalí, informó que uno de los policías tenía algún tipo de vínculo con la mujer muerta. Calderón Salomón reforzó esa hipótesis: "en realidad ella no fue detenida por el aislamiento. Se presentó espontáneamente en la comisaría. Iba a buscar a un agente que conocía -de nombre Javier Sosa- para pedirle una tarjeta que él tenía", sostuvo el letrado en diálogo con medios puntanos.

El informe forense estipula que Morales murió "por asfixia mecánica". No obstante, no especifica de qué manera se produjo el deceso. Aquel día una vecina le acercó a Florencia Magalí un buzo que en la capucha tenía un cordón: esa fue, según la versión oficial, la "herramienta" para suicidarse. La causa del fallecimiento, desde luego, pudo haber sido otra.

"Pedía ir al baño, estaba mojada y solicitaba un médico"

Para Calderón Salomón es preciso citar al médico forense de forma urgente, para que amplíe el informe. "No sabemos, por ejemplo, si el cuerpo presentaba golpes", reclamó.

Otros testigos

Pero hay más. Según informaron fuentes allegadas a la causa, aquel domingo había otros detenidos en la seccional donde murió Florencia Magalí. Se trataría de dos hombres que la escucharon pedir auxilio. Calderón Salomón indicó que durante cinco o seis horas estos testigos notaron que Morales "quería ir al baño, estaba mojada y solicitaba un médico".

—Y aparte una vecina ya les había contado a los efectivos que la aprehendida estaba bajo tratamiento psiquiátrico y tenía que tomar su medicación. Por otro lado, los pedidos de ayuda no se corresponden con alguien que quiere quitarse la vida.

Lo curioso es que los demás detenidos fueron movidos de comisaría, de modo que en la 25° solo quedó esa única prisionera. Algunos efectivos justificaron el traslado aduciendo que estaba roto el baño de mujeres. "Lo cual es un disparate -criticó el letrado- ya que ni siquiera la dejaban ir al baño y en todo caso podrían haberlo compartido".

 

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?