Cómo viven la cuarentena los rugbiers detenidos

Cómo viven la cuarentena los rugbiers detenidos

Alojados en el penal de Melchor Romero, en la ciudad bonaerense de La Plata, los ocho rugbiers detenidos por el asesinato de Fernando Báez Sosa (18) continúan detenidos y sin posibilidad de recibir visitas a raíz de la cuarentena dispuesta por el avance del coronavirus en todo el país.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Alojados en el penal de Melchor Romero, en la ciudad bonaerense de La Plata, los ocho rugbiers detenidos por el asesinato de Fernando Báez Sosa (18), ocurrido a la salida del boliche Le Brique de Villa Gesell el pasado 18 de enero, continúan detenidos y sin posibilidad de recibir visitas a raíz de la cuarentena obligatoria dispuesta en todo el país para frenar la propagación de la enfermedad.

Ubicados de a dos por celda, Máximo Thomsen, Ciro Pertossi, Blas Cinalli, Enzo Comelli, Ayrton Viollaz, Luciano Pertossi, Matías Benicelli y Lucas Pertossi, esperan una nueva audiencia para que avance la causa, virtualmente paralizada por la reducción de personal en los juzgados a causa de la pandemia.

Según trascendió, los jóvenes pasan las horas escuchando música, jugando a las cartas, haciendo ejercicio y hablando sólo entre ellos. Cuando deben moverse por el interior del penal se les asigna personal de seguridad extra para evitar que sean atacados.

“No hablan con nadie. Ni con los guardias. Si necesitan algo se lo piden a las familias. El responsable del penal pasa a verlos, cada tanto, para supervisar”, contaron fuentes penitenciarias sobre el día a día de los rugbiers. 

En la comunicación telefónica que tienen con sus padres, algunos de los jóvenes piden distintos alimentos, entre ellos alfajores, chocolates, tortas y postres dulces

“Mis defendidos no ingresan dentro de las excepciones impuestas por la corte en su resolución relativa al virus”, explicó el abogado de los rugbiers, Hugo Tomei, al referirse a un posible pedido de excarcelación. Los jóvenes están imputados como coautores del “homicidio doblemente calificado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas” de Fernando y por las “lesiones” que sufrieron sus amigos.

La semana pasada, los rugbiers estuvieron a un paso de que la Cámara de Apelaciones de Dolores resolviera sobre el pedido de prisión domiciliaria presentado por Tomei. Sin embargo, la audiencia fue suspendida a último momento. Además, el juez de garantías David Mancinelli había autorizado pericias psicológicas que debían realizarse entre el 13 y el 20 de abril, que deberán confirmarse a partir de los avances de la enfermedad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?