Las policías del mundo se adaptan a la pandemia

Las policías del mundo se adaptan a la pandemia

Los agentes chinos ya utilizan cascos inteligentes para detectar posibles enfermos. En cambio los de Bolivia pasan con un megáfono donde suena una cumbia que da consejos sanitarios. Postales de una rutina que hasta ayer parecía imposible.

Facundo García

Facundo García

La Policía china ya utiliza cascos inteligentes que permiten detectar la temperatura de las personas en un radio de 5 metros: si alguien tiene más de 36.4 C°, es detenido. Por primera vez en dos meses, el gigante asiático logró un día sin enfermos autóctonos de coronavirus. Hubo festejos, pero la batalla continúa y las autoridades saben que no se pueden confiar.

Como en un episodio de Black Mirror, los uniformados de las grandes ciudades chinas pueden percibir a los transeúntes -casco mediante- utilizando el "modo térmico".

Así se ve desde uno de los cascos policiales que se usan en China.

En otras latitudes, los diferentes estados intentan combatir la pandemia a su modo. No menos espectacular es la técnica que está usando la Policía madrileña, que recurrió a drones con altavoces para dar instrucciones a la población.

De todas maneras, y a pesar de los más de 17.390 infectados que hay en España, algunos se animan a transgredir el aislamiento. Se le permite a la población salir a comprar lo indispensable, ir a la farmacia, cargar nafta y movilizarse a los hospitales, amén de sacar a los animales de compañía durante un breve lapso para que hagan sus necesidades. Pero un hombre disimulaba sus caminatas paseando un perro de peluche; situación que ningún oficial ibérico aprende a enfrentar durante las capacitaciones. Aquí, el registro de la Policía de Palencia:

En Latinoamérica

Latinoamérica no se queda atrás y también busca estrategias originales para hacer respetar las normas sanitarias. En Córdoba, las patrullas explican por megáfono las condiciones del aislamiento sanitario, con un tono al mismo tiempo imperativo e inquietante.

Desde luego, no todos los métodos son tan formales. En Yacuiba (sur de Bolivia) parece que algunos uniformados cambiaron el azul por el traje de un simpático perrito, y reparten consejos en clave cumbianchera.

 

 

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?