Juicio por Alan Villouta: dos peritos favorecen a Verdenelli

Juicio por Alan Villouta: dos peritos favorecen a Verdenelli

En la primera jornada del juicio casi no se mencionó el alcohol o la imprudencia. Por el contrario, un perito oficial y otro de la defensa dieron versiones muy convenientes para el imputado.

Facundo García

Facundo García

El primer día de juicio por la muerte de Alan Villouta (21) fue difícil de digerir para su familia. A lo largo de la mañana, dos peritos expusieron lo que -para ellos- ocurrió en el Acceso Sur en la madrugada del 26 de agosto de 2017, cuando el joven perdió la vida al ser atropellado por una camioneta Porsche Cayenne conducida por Alejandro Verdenelli (46). Notablemente "comprensivas" con el acusado, las exposiciones periciales favorecieron claramente a la estrategia de la defensa.

A lo largo de dos horas, los ingenieros Roberto Ernesto Dawbarn -perito oficial- y Héctor Roitman -perito de la defensa- respondieron preguntas de las partes. Y lo hicieron cada uno a su turno, aunque con muchas coincidencias, debido a que presentaron un informe que lleva la firma de ambos. Por su parte, Verdenelli se mantuvo en silencio: en ocasiones hasta se tapó la cara para que la prensa no pudiera fotografiarlo.

Para estos analistas, el cuerpo de Alan, tras ser impactado, voló a una velocidad de entre 42 y 57 kilómetros por hora. Según cálculos basados en la "tasa de restitución" del cuerpo humano, es decir, la capacidad de absorber energía que tiene una contextura como la de Alan, los peritos dicen que su cuerpo salió proyectado a un 74% de la velocidad que llevaba la Porsche. Es decir que, para ellos, Verdenelli venía a entre 56 y 77 kilómetros por hora, lo que lo colocaría dentro de la velocidad permitida en una semiautopista.

Las pericias dicen que Verdenelli iba, como máximo, a 77 kilómetros por hora. Pero el padre de Alan jura que cuando encontró a su hijo, al chico le faltaba una pierna de la rodilla para abajo. ¿Puede un auto a esa velocidad causar tanto daño?

"Nuestros cálculos -explicó Roitman- se basan en tablas que consideran cientos de casos. Puede haber alguna medición por encima o por debajo de la media, pero la lógica es que los resultados se mantengan dentro de un rango".

Personas que chocan autos

Si bien aclararon que no se trata de un concepto jurídico sino de la física, Roitman y Dawbarn definieron como "embistiente" -es decir que embistió- a la camioneta de Verdenelli, pero también al cuerpo de Alan. Según su criterio, Villouta venía corriendo y también atropelló a la camioneta; aun a pesar de que para ingresar al Acceso desde la Barraca hay que "subir un terraplén de unos dos metros" (sic) y saltar un guardarail. 

Cerca del mediodía se cerró la audiencia. Los papás del joven pizzero se retiraron con gran tristeza. Verdenelli está acusado de homicidio culposo agravado por conducción imprudente y antirreglamentaria, por lo que arriesga una condena de 3 a 6 años. De todos modos es posible que quede en libertad.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?