Rosario: fue a bailar a un boliche y apareció flotando en el río Paraná

Rosario: fue a bailar a un boliche y apareció flotando en el río Paraná

Carlos Orellano (23) era buscado intensamente desde el domingo cuando fue visto por última vez en el boliche "Ming River House" de Rosario. Su cuerpo sin vida apareció en las últimas horas y su familia apunta contra el personal de seguridad del local bailable.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Un joven de 23 años, identificado como Carlos Orellano, que había salido a bailar el domingo a un boliche de Rosario fue encontrado muerto en el río Paraná e investigan si los patovicas del local bailable tuvieron algo que ver con su muerte.

Los familiares del joven creen que un cruce con el personal de seguridad del boliche habría desembocado en la muerte de Orellano. En este sentido, el hallazgo de rastros de sangre del joven en un pasillo externo del local bailable complica aún más la situación de los patovicas.

Uno de los fiscales de la causa, Patricio Saldutti, indicó que no se encontró sangre del joven en el interior del boliche, pero sí en un pasillo externo y al lado del río, en la parte trasera del local bailable "Ming River House".

Con respecto al personal de seguridad que trabajó la noche del asesinato, Saldutti señaló que "había 12 efectivos de seguridad privada más dos policías de la provincia (de Santa Fe) como adicional".

Además, agregó que secuestraron "todos los teléfonos celulares, de los patovicas y del dueño del local" y se llevaron el "material informático del boliche". En las próximas horas pedirán las cámaras públicas y privadas de la zona para ver si funcionaban al momento del hecho.

La familia del joven sostiene que su muerte fue provocada por los golpes que le propinaron los patovicas cuando intentó ingresar a la zona VIP sin la pulsera correspondiente. Sin embargo, el personal de seguridad niega este supuesto enfrentamiento.

La causa de muerte del joven será develada en la autopsia, en la que se aplicará el protocolo de Minnesota, que se suele utilizar en los casos donde hay fuerzas de seguridad involucradas. 

El padre de Orellano, Edgardo, sostuvo en TN que su hijo "fue asesinado a golpes por 200 pesos", en referencia a la diferencia entre la entrada común y la entrada VIP que le hubiera permitido acceder a la zona más exclusiva del boliche.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?