Se filtraron las declaraciones de los rugbiers

Se filtraron las declaraciones de los rugbiers

Los acusados de matar a Fernando Báez Sosa (18) declararon hoy ante la Justicia. La prensa accedió a lo que dijeron tres de ellos: Máximo Thomsen, Blas Cinalli y Enzo Comelli.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

El pacto de silencio sigue intacto, pero los rugbiers tuvieron que declarar este miércoles por la mañana ante la fiscal Verónica Zamboni y algunas de sus palabras se filtraron a la prensa. Lo concreto es que, hasta ahora, no exhiben ni un solo signo de arrepentimiento por haber matado a Fernando Báez Sosa (18).

El abogado defensor del grupo, Hugo Tomei, asistió a los acusados, que no respondieron preguntas y criticaron a la Fiscalía por "no respetar el debido proceso legal".

Thomsen fue uno de los más airados:

“A mí no me explicaron nada el primer día, nos tuvieron ahí parados todos juntos y lo único que se nos explicó es que la noche anterior se le había entregado a una familia un pibe en un cajón. Nosotros no sabíamos nada. Y al no saber nada, nunca tener un antecedente penal, nosotros confiamos en la Justicia. Después nos dimos cuenta que la fiscal nos mintió en la cara”, se indignó el muchacho que se quería llevar a Fernando "como trofeo".

Y siguió: "yo había pedido tres veces que nos muestren el video para saber de qué se nos estaba acusando, porque todavía no sabíamos (...) Nosotros nos sentimos muy frustrados por la Justicia. A nosotros nos condenó la sociedad antes que cualquier juez o fiscal. Nos condenaron los medios diciendo lo que supuestamente había pasado". 

Pertossi también cargó las tintas contra la fiscal. “Yo declararía pero no en frente de la doctora Zamboni, porque me genera cierta desconfianza, ya que no sé si lo que voy a decir acá va a salir en los medios, como ya estuvo pasando (...) Nosotros tenemos ganas de declarar porque ya no soportamos la presión de los medios y de los presos que nos vienen amenazando cada día", confesó.

"Imagínese lo que me podrían hacer los internos del penal" (Pertossi)

Acerca de estos amedrentamientos, el propio Thomsen admitió que los otros internos "los amenazan con violarlos". Pertossi fue más allá: “Imagínese: si un simple policía con las esposas me abre una herida de una operación que tengo en la muñeca izquierda, lo que me podrían hacer los internos del penal".

Tienen miedo. "Recibimos muchos insultos por ventanas a la madrugada, a la tarde, a toda hora -señaló a su turno Enzo Comelli- Nos quieren asustar afilando las puntas debajo de nuestras ventanas, gritando nuestros apellidos, grabando videos esperándonos en los pabellones. Cuando pasan por la puerta de la alcaidía donde estamos, le propinan golpes a la puerta, en tono de agresividad. Y nosotros sentimos que toda la culpa, además de la fiscal por mentirnos y ocultarnos tanta información y privarnos de la libertad ilegítimamente, es de los medios y de la información que se filtra desde la investigación. Por ejemplo, los audios y las imágenes que se tomaron en las ruedas de reconocimiento. Creo que quedó claro”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?