Va preso por aplastar animales "por placer sexual"

Va preso por aplastar animales "por placer sexual"

Se trata de un joven de 25 años que está acusado de realizar "Crush Fetish", una actividad que se caracteriza por el aplastamiento de objetos o seres vivos, vertebrados o invertebrados. Se investiga si además lidera una organización ilícita.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

La policía de Santa Fe detuvo a un hombre por aplastar animales por placer sexual. Esto ocurrió tras una denuncia de la sede local de la Sociedad Protectora de Animales.

Se trata de un joven 25 años cuya detención se produjo en un local de la capital santafesina, donde trabajaba. Después fue trasladado por la policía bajo la supervisión del fiscal de turno Omar de Pedro.

El hombre está acusado de realizar Crush Fetish, una actividad que se caracteriza por el aplastamiento de objetos o seres vivos, vertebrados o invertebrados, que en muchos casos terminan muriendo. Todo esto tiene como fin el placer sexual de una o más personas. 

La investigación se inició hace un tiempo, a partir de varios testimonios de personas que fueron tentadas a realizar este tipo de actividad, pero que se negaron rotundamente.

La causa estaría comprendida dentro de un acto de crueldad contra animales, enmarcada en la Ley de Maltrato Animal. También se investiga si el detenido es parte de una asociación ilícita de la cual sería el organizador.

Como parte de la pesquisa se allanaron dos domicilios relacionados al joven. Allí se secuestraron elementos de interés para la causa y dispositivos de almacenamiento digital.

Omar De Pedro, el fiscal a cargo de la causa, adelantó que "con las pruebas que tenemos (fotos, videos y testimonios), le vamos a atribuir el delito de cometer actos de crueldad contra animales y la figura de asociación ilícita. Esta persona era claramente el organizador de esta práctica aberrante". 

Trascendió que el implicado utilizaba diferentes redes sociales y llamaba a trabajadoras sexuales de la ciudad a cambio de una suma de dinero que rondaban entre los $2.000 y $4.000. 

Según explicaron los investigadores, las personas que acompañaban al agresor debían colocarse un vestido especial (aparece en varias fotos y fue encontrado en la casa del agresor) y posteriormente realizar los maltratos animales.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?