Caso Florencia: hay 4 minutos caminando entre la Comisaría y el lugar del crimen

Caso Florencia: hay 4 minutos caminando entre la Comisaría y el lugar del crimen

Esta mañana realizaron una inspección ocular para determinar si se podría haber evitado el femicidio de la joven si la agente del 911 no cortaba la comunicación.

Facundo García

Facundo García

Esta mañana se llevó a cabo una inspección ocular en las inmediaciones del sitio donde se produjo el crimen de Florencia Romano (14), para intentar determinar si se podría haber evitado el femicidio en caso de que la operadora del 911 hubiese respondido al pedido de auxilio que ingresó cuando estaban matando a la adolescente. El objetivo fue verificar cómo habría sido la respuesta policial si se avisaba sobre la emergencia: hay una comisaría a dos cuadras del lugar.

En el domicilio de Maipú estuvieron presentes el fiscal de Delitos No Especializados Jorge Calle y los abogados querellantes Cristian Vaira Leyton, Agustín Magdalena y Lucas Colucci.

Los letrados y el fiscal hicieron el recorrido y contaron los pasos para comprobar la distancia y medir los tiempos desde la Comisaría -ubicada a unos 350 metros- hasta el lugar del crimen.  

Cabe recordar que la agente Soledad Herrera fue imputada por "abandono de persona en concurso ideal con incumplimiento de los deberes de funcionario público en contexto de violencia de género institucional" por su accionar ante el llamado al 911 de un vecino alertando que una mujer estaba siendo víctima de violencia de género.

El recorrido desde la Comisaría hasta el lugar del crimen toma 4 minutos y 38 segundos caminando a paso tranquilo, lo cual confirmaría que el femicidio de la adolescente podría haberse evitado si la operadora daba aviso a la Policía. Una vez en la seccional, se verificó que había por lo menos tres móviles disponibles. Otra prueba de que la estructura para reaccionar existió.

Sin embargo, la agente del 911 cortó la comunicación y nunca informó sobre la novedad y es por esto que ahora deberá afrontar una causa penal en su contra.

Herrera ya fue pasada a pasiva mientras la Inspección General de Seguridad (IGS) avanza con un sumario interno. A ello se le suma la causa en la que fue imputada. Vale destacar que la mujer no es una novata: hace 13 años que está en la Policía y 4 que atiende en el Centro Estratégico de Operaciones (CEO).

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?