Imperdonable: un niño murió por comer un pancho en mal estado

Imperdonable: un niño murió por comer un pancho en mal estado

Se trata de un chico salteño que estuvo internado diez días en terapia entensiva. Los médicos le encontraron dos bacterías que le generaron un daño renal irreparable. Falleció tras sufrir un síndrome urémico hemolítico.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Un niño de 4 años falleció tras estar internado un mes en el hospital Materno Infantil de Salta. El chico había sido derivado desde La Merced y le habían diagnosticado síndrome urémico hemolítico

Desde el centro asistencial confirmaron al diario El Tribuno que el niño falleció el 11 de diciembre, sin embargo el caso trascendió y se hizo público luego del relato que publicó su madre en Facebook.

“Luego de comer el pancho empezó con dolor de panza, luego desarreglo y vomito. Yo pensé que se le pasaría lo lleve al hospital de La Merced, donde le pusieron un calmante, pero el seguía peor”, contó la mamá. 

“El día sábado lo volví a llevar a la noche, le pusieron suero y nada... mi hijo gritaba de dolor. Nos fuimos a casa y no durmió nada el domingo ya no daba más vine al hospital otra vez y le dije al doctor que por favor me lo viera mi hijo. Gritaba se me tiraba en el piso por los fuerte cólicos. Recién deciden derivarlo al Materno Infantil. Mi hijo no paraba de vomitar, llegamos a la guardia lo revisan, le sacan sangre, también prueba de materia fecal y de orina de manera urgente”, continuó su relato.

“El resultado concluyó que a mi bebé le entraron dos bacterias -adenovirus y rotavirus-. Estas bacterias venían de alimentos en mal estado, carnes mal cocida, huevos, verduras y así estas bacterias le causaron en sólo 6 días anemia, un cuadro de desnutrición y lo peor, un cuadro renal agudo, me le secaron sus dos riñones. El día 10 dejó de hacer pis y el día 11 entra a terapia. Ese mismo día empezaron a realizarle diálisis. Todo esto le causó ese maldito super pancho que decidí comprar”, detalló.

“La dueña sabe muy bien lo que hace, tiene cosas vencidas en su fiambrería, salchichas vencidas y mayonesa”, denunció la mujer

En un mes en terapia, no pudieron controlar el estado renal y al estar ya más de 20 día en terapia, con las defensas bajas le sobrevino una neumonía. Su cuadro se complicó aún más y lamentablemente el pequeño falleció.

Tras la muerte del niño, la Municipalidad de Salta reforzó los controles bromatológicos en su territorio, aunque este caso se originó en La Merced. No obstante, las autoridades aclararon que para evitar casos de salmonella se solicitó en los distintos locales gastronómicos, el certificado de manipulación de alimentos y se verificó el correcto uso de la indumentaria de trabajo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?