Robo salvaje en San Martín: "Te corto el dedo a vos o cobra tu vieja"

Robo salvaje en San Martín: "Te corto el dedo a vos o cobra tu vieja"

El asalto que se produjo ayer en el usualmente tranquilo barrio Las Bóvedas causó conmoción. Los atacantes habían hecho inteligencia previa y sabían hasta la hora en la que la víctima abría su negocio. Hay preocupación porque este martes trascendió que el fin de semana hubo otros hechos en la zona.

Facundo García

Facundo García

Por momentos, los policías y fiscales de Zona Este sienten que luchan contra molinos de viento. Es que sus perspectivas coinciden: la violencia está creciendo y a veces es difícil combatir el crimen con recursos escasos. Entonces se dan hechos como el de este lunes, en el que al menos 3 sujetos ingresaron a una casa del barrio Las Bóvedas y les exigieron dinero a un hombre y su madre. Una vez que las víctimas dieron todo, le cortaron el dedo al comerciante con una tijera de podar.

"Decinos donde está el resto de la guita, porque si no lastimamos a tu vieja o te arrancamos el dedo a vos", habrían advertido los delincuentes, según contó a MDZ una fuente allegada a la causa. A esa altura ya le habían roto varios dientes al hombre -de 53 años-, y lo amenazaban con extraerle con una pinza lo que le quedaba de dentadura. La mamá (83) escuchaba los gritos, atada.

Entonces el comerciante contestó que no tenía más. Y los ladrones apretaron la tijera

"Hemos sabido luego -reveló a este diario un investigador- que durante los últimos días hubo otros dos robos en el barrio, que es una zona tradicionalmente tranquila de San Martín". Lo llamativo de estos episodios es que los vecinos están atemorizados y no quieren denunciar. Eso dificulta la pesquisa.

¿Quiénes son?

Por ahora, los datos son pocos. Los varones que ingresaron a la casa serían 3, aunque no se descarta que alguien más haya estado haciendo de "campana" en la puerta. Se sabe que se manejaban en un vehículo, y que ese coche habría sido visto varias veces merodeando antes de dar el golpe. Los testigos, no obstante, no se ponen de acuerdo en el modelo.

Habían hecho inteligencia previa y conocían los movimientos de la familia

"Tiene que haber sido un vehículo con cierto espacio, porque entre varios objetos de valor los ladrones se llevaron un televisor de 55 pulgadas", conjetura Oscar Sívori, el jefe de fiscales de zona este, que está a cargo de la causa.

Asimismo, se sospecha que los maleantes hicieron inteligencia previa. Muchos delincuentes saben que la crisis económica ha hecho que los ahorristas, desconfiados de los bancos, saquen el dinero y lo guarden en casa. Por algún motivo pensaron que este era el caso, por eso insistían, aunque el pobre hombre les decía que no tenía más.

Por otro lado, los agresores estaban al tanto de que a las 15.30 el comerciante cautivo, que tiene una distribuidora de golosinas y cigarrillos, abría las puertas de su local. Por eso se apuraban: si las puertas del sitio no estaban abiertas a esa hora, alguien podía sospechar.

Al final, agarraron algunas cosas, una suma no precisada de dinero y se fueron. En muchas de esas calles no hay cámaras de seguridad, por lo que los policías están tratando de ver qué consiguen

Las víctimas fueron asistidas: sus vidas no corren peligro. El hombre que sufrió la amputación declarará esta tarde.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?