#MDZArte: Silvia Basso, manchas y líneas sin tierra, ni aire, ni espacio

La artista, quien también se dedica a enseñar a pintar, fusionó su estado de consciencia con el arte y abrazó la abstracción tanto que cuando se le cruza un  elemento figurativo en sus obras los desfigura pàra perderlos en el espacio. Leé a continuación su mano a mano con MDZ Arte.

Avatar del Muriel Del Barco

MURIEL DEL BARCO

Silvia Basso

Pachy Reynoso/MDZ

Silvia Basso, alumna de Ángel Gil y Silvia Garavaglia, es una de las reinas de la abstracción en nuestra provincia. Fanática se mezclar pigmentos, desfigurar figuras y conectarse con la obra desde el "impulso interior; lo que sale sin filtros; el deseo puro". 

La Basso, como le dicen sus colegas, en el año 2005 fue seleccionada para la “Mega exposición de Arte Contemporáneo” en Madrid. Ahora, sus obras se encuentran en colecciones de América Latina, Australia, España, Francia, Irlanda y Estados Unidos. Además en 2014, participó en “El Carrousel del Louvre”, en el Museo de París. 

¿Querés conocerla un poco más?

Te dicen:

Por mi nombre o La Basso.

¿Por qué?

Por mi firma de pintora.

¿Autodidacta o estudiada?

Trabajé 5 años en el Taller de Ángel Gil, mi gran maestro. Pero en mi experiencia soy autodidacta. Experimenté técnicas y busqué muchos caminos para llegar a lo que hoy soy.

¿Qué es el arte para vos?

Es una creación única que nace de una emoción; de un lugar profundo del inconsciente.

Y luego la transformamos con el saber; el consciente para concluirla. Y está emoción también está situada en un momento único; el espacio sociocultural que transitamos. Estas tres situaciones la construyen casi sin darnos cuenta. Eso es mayor valor.

Silvia Basso

¿Qué expresa para vos?

Eso depende de cada persona, ya que se trabaja desde una emoción. Es lo que en el proceso de cada uno quiera o necesite expresar.

¿Cómo nació esta necesidad de expresarte a través del arte?

Siempre estuvo desde pequeña. La vida te lleva por distintos caminos y hay un momento en el que te parás a mirar y decís "qué hago acá, si en realidad quiero ir para otro lado". Es bueno y muy jugado plantarse y saber elegir.

Y maravilloso elegirlo como el camino de tu vida. De ahí no se vuelve.

¿Qué sentis cuando pintás?

Lo mismo cuando ahora estoy respondiendo estas preguntas. Brotan y no doy marcha atrás. Es el impulso interior ; lo que sale sin filtros ; el deseo puro.

Silvia Basso

¿Cómo te enfrentas a un lienzo en blanco?

Tiro pintura, juego, me sumerjo. Dejo que suceda.

Cuando mirás un cuadro tuyo viejo, ¿te encontrás o ya no?

Siempre me encuentro son parte de mi vida.

¿Cuándo te propusiste vivir del arte?

Después de una crisis del país 2001. Pintaba y exponía ya hacía unos años. Y ahí dejé todo lo que hacía y me dediqué de lleno a lo que realmente me llenaba el alma.

¿Cuál es tu sueño?

Son muchos (risas). Pero el mayor es dejar un mensaje de paz , hermandad e igualdad a través de mi obra que recorre el mundo.

Silvia Basso

¿Te gusta mostrar lo que hacés?

Creo que la obra del artista termina con el feedback del espectador. Por lo cual obvio es importante mostrar la obra y dejar un mensaje implícito.

¿Cómo te llevas con el marketing?

Muy bien. Es tan importante pintar cómo llegar a muchos para que conozcan tu trabajo.

¿Qué te inspira?

Picasso dijo algo así como "en un momento me llegó la inspiración. Menos mal que me encontró trabajando". Hay momentos: un paisaje, la música, un niño pidiendo en la calle. Emociones.

¿Qué sentís cuando terminas un cuadro?

Felicidad. Vamos pariendo hijos, es fuerte.

¿Y cuándo lo empezás?

Te lanzás al vacío, es divertido. 

¿Cómo le ponés un valor a tu obra?

Por la trayectoria. Por lo que significa para vos esa obra. Siempre hay un valor de metro por metro. Pero esos serían los parámetros que los mueven.

¿Quién valora más el arte: mendocinos o turistas?

Hay muchas personas que valoran el arte de acá o afuera. Es el que lo compra porque le llega y lo valora como tal. Por suerte en nuestra provincia de cuando yo empecé a pintar a ahora ha habido un cambio cultural importante al respecto.

¿Dónde soñás ver un cuadro tuyo?

En el Moma de New York.

¿Qué pieza o cuadro quisieras tener en tu casa que no sea tuyo?

Tengo un cuadro de Ángel Gil pequeño al cual admiro. Pero me encantaría tener otro.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?