Llegan los nuevos micros eléctricos, pero hay problemas logísticos

Llegan los nuevos micros eléctricos, pero hay problemas logísticos

Los colectivos chinos BYD llegaron semanas atrás vía Chile y se aprestan a entrar en servicio para la empresa provincial de transporte. Voces señalan que hay problemas con el aprovisionamiento de energía y que habrá que usar generadores a combustible, pero desde el Gobierno niegan sobresaltos.

En los próximos días la empresa provincial de transporte tendrá a disposición 16 nuevos colectivos eléctricos fabricados en China, aunque su desembarco llega con versiones encontradas sobre las condiciones de operatividad en la base de la Sociedad de Transporte de Mendoza. No tanto por los colectivos en sí, sino por la disponibilidad de potencia eléctrica para cargarlos en la zona de la Sexta Sección de ciudad, donde está la base de la empresa.

De las nuevas unidades 12 son de la marca BYD que llegaron vía Chile y cuatro, de la empresa Zhongtong, los cuales entrarán este domingo a la provincia desde la localidad bonaerense de Zárate.

Estos últimos son de la misma línea de los que ya están circulando y tendrían garantizada una puesta en marcha sin sobresaltos. Sin embargo los primeros requerirían de obras eléctricas que podrían generar algún inconveniente en su operatividad.

El problema sería, según la versión a la que accedió MDZ, que la base de la STM en Pellegrini y Perú de Ciudad cuenta con estaciones de carga para los micros Zhongtong pero no así para los BYD, ya que habría un déficit de potencia en la zona. Al parecer la alta demanda que genera el complejo Procrear de 1.200 viviendas a pocos metros del lugar impediría dotar a la base de la potencia necesaria por lo que tendrían que esperar las obras correspondientes, las cuales podrían demandar un año. Ante la consulta de MDZ, la distribuidora eléctrica Edemsa evitó confirmar o desmentir la versión en lo inmediato y se comprometió a recabar información para responder.

Los gigantescos camiones transportadores cruzando los caracoles de Chile cargados con los nuevos micros. 

Ante esta situación, la STM prepararía la compra de tres generadores a combustible para poder cargar y hacer funcionar los colectivos de la marca BYD. Lo curioso es que se utilizarían combustibles fósiles y se gastaría dinero extra para hacer funcionar un medio de transporte que se supone ecológico.

Las fuentes consultadas por MDZ aseguraron que están analizando la compra para salir de la contingencia y evitar que los colectivos tengan inconvenientes para circular.

El Gobierno niega complicaciones

Desde la secretaría de Servicios Públicos desmintieron de manera categórica esta versión y aseguraron a MDZ que el plan marcha tal cual lo previsto y sin sobresaltos. “Tanto la infraestructura para hacer la carga y la potencia están”, señalaron, al tiempo que recordaron: “Esta es información oficial respaldada por un sistema que ha hechos sus pruebas y tiene sus unidades funcionando”, en referencia a los dos micros Zhongtong que entraron en servicio a principio de año.

Las fuentes oficiales admitieron que tienen previstas obras en la base de la STM pero que “serán para ampliar y mejorar el servicio.” “Hay infraestructura para prestar el servicio con los que colectivos que lleguen”, cerraron.

Una operación víctima del dólar

El plan original del Gobierno el año pasado era comprar 50 colectivos eléctricos chinos, pero la devaluación hizo que el dinero solo alcanzara para 18 unidades. De éstas, 12 fueron provistas por BYD y seis, por Corven. Ambas empresas llegaron al país de la mano de alianzas locales: la primera con Andesmar y la segunda, con la autopartista Corven.

En total el Ejecutivo destinó unos US$ 7,6 millones para tener en la empresa estatal de transporte unidades modernas y ecológicas.

Estos colectivos, de 12 metros de largo y 29 asientos, tienen asignados los recorridos troncales de la SMT.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?