Juicio por el femicidio de Ivana Milio: "La golpeó con un LED y le quebró todos los huesos de la cara"

Juicio por el femicidio de Ivana Milio: "La golpeó con un LED y le quebró todos los huesos de la cara"

En su alegato inicial, el fiscal Oscar Sívori brindó algunos detalles sobre la brutal golpiza que provocó la muerte de la empresaria fúnebre en octubre del año pasado. "No quiero que nadie vea lo que vi en esa casa", recordó.

Tras la selección de los 12 jurados titulares y los 6 suplentes, comenzó este mediodía el juicio por el femicidio de la empresaria Ivana Milio, ocurrido en octubre del año pasado en San Martín.

Este es el primer juicio por jurados de toda la zona Este y en el banquillo de los acusados está sentado Julio Mendoza (32), acusado de asesinar a golpes a la empresaria funeraria de 46 años de edad, con quien mantenía una relación amorosa.

En los alegatos iniciales, el fiscal Oscar Sívori aseguró que demostrará ante el jurado que Mendoza asesinó a golpes a su pareja y brindó detalles sobre la sangrienta escena del crimen con la que se encontró aquel 18 de octubre de 2018.

"Milio fue golpeada brutalmente por quien era su pareja. Tenemos comprobado que en los momentos previos al ataque el acusado estuvo tomando alcohol con Ivana Milio. El ataque comenzó en la cocina comedor y la introdujo a golpes y tomándola del cuello por el pasillo hasta la habitación", explicó Sívori.

Y continuó: "El ataque final se produjo en el dormitorio. Le pegó múltiples golpes en el rostro y en el cuello. La víctima tenía muchas heridas defensivas porque intentó evitar ser sometida. La quería silenciar".

En este sentido, Sívori recordó que a Milio "le fracturaron el esternón con una trompada o con la rodilla en el pecho" y acusó a Mendoza de "arrancar un televisor LED de 42 pulgadas y usarlo para propinarle al menos 5 golpes en la cabeza a la víctima". "Le quebró todos los huesos de la cara", resaltó Sívori.

Julio Mendoza, el único acusado, declarará mañana.

El fiscal también destacó que "existieron hechos de violencia anteriores al homicidio". "Hubo violencia psicológica, manipulación, presión motivada por la diferencia de edad. Es claro que estamos frente a un femicidio. Vivían juntos hace 7 meses, pero él dijo que vivía con sus padres", completó Sívori.

Y cerró: "No quiero que nadie vea lo que vi en esa casa. No quiero que lo vea Renata ni los hijos de Milio. Hagan justicia por favor".

En su alegato, la defensa de Mendoza, a cargo de Facundo De Oro apuntó contra el fiscal Sívori, a quien acusó de no respetar la presunción de inocencia de su defendido. "Desde el comienzo de la investigación hablan de Mendoza como el asesino y todavía no han demostrado que sea quien la mató", señaló De Oro.

Y completó: "Vamos a demostrar que no la mató y que la acusación es puro humo. Mañana (Mendoza) va a declarar y explicar lo que pasó".

¿Querés recibir notificaciones de alertas?