Atención: Se viene un test obligatorio en diagnóstico de demencias

Atención: Se viene un test obligatorio en diagnóstico de demencias

La incorporación de un test obligatorio podría ayudar al diagnóstico de demencias. Seguí leyendo y la psicóloga Cecilia Ortiz, habitual columnista de Mdz, te cuenta de qué se trata. 

Espero sepan disculpar mi ignorancia en futbol, pero esto vendría a ser algo así como esa jugada que se prepara en la mitad de la cancha para ser un golazo. ¿Y de qué depende que ese tanto tan buscado se dé? Obviamente, del resto de la jugada.

El martes 7 del corriente se hizo la presentación del proyecto de ley para “incorporar a la atención primaria de salud mental, el mini mental status examination (MMSE)”. Una jugada de media cancha importantísima, ideada por la legisladora Marcela Fernández. Para quienes trabajamos en salud mental, una oportunidad de poder gritar a viva voz un avance en el abordaje y el tratamiento de demencias de cualquier origen. Para los pacientes, una valiosa mejoría en su atención.

El MMSE es una técnica sencilla y corta de screening, es decir, de evaluación inicial de deterioro cognitivo que permite un primer despistaje acerca de qué puede estar ocurriendo. La toma dura entre 5 a 10 minutos, no requiere materiales especiales y puede administrarse en sujetos de cualquier edad. Si bien puede ser aplicada por cualquier profesional del ámbito de la salud, debe existir una preparación previa en cuanto a las normativas de la aplicación (estandarización).

La técnica fue desarrollada por Folstein y colaboradores en 1975 y hoy es ampliamente usada. De hecho, se utiliza como test de base en muchas investigaciones y se ha transformado en una especie de lenguaje mundial: un puntaje de 25 en MMSE significa lo mismo acá, en China o en París.

Es un método práctico para acercarnos al estado cognoscitivo del paciente, pero además, nos permite poder saber si la alteración está relacionada a otras posibles causas (depresión, etc.).

La mesa de presentación del proyecto estuvo conformada por el licenciado Aldo Sáez, que es director de la dirección de atención de adultos mayores, la Sra. legisladora Marcela Fernández, el doctor Mario Adolfo Ríos, geriatra y gerontólogo y médico de la dirección de adultos mayores y por el doctor Luis Ignacio Brusco, médico neurólogo y psiquiatra, investigador del CONICET y profesor de la UBA.

El proyecto de ley apunta a que, dentro de la atención primaria, sea obligatoria la toma de MMSE en la población adulta.

El licenciado Aldo Sáez remarcó la utilidad del test dentro del marco de la prevención, es decir, poder captar pacientes que estén comenzando un proceso demencial que, sin la administración de la técnica, pasarían desapercibidos. Por otro lado, apuntó a que esta acción mejoraría la atención de pacientes adultos.

Por su parte, el doctor Mario Ríos apuntó a un ítem que, opino, es de gran envergadura: poder realizar epidemiología y estadística. Con los resultados obtenidos a través de la aplicación extendida del MMSE, se podrá trabajar con proyecciones a futuro para saber dónde, desde nuestra realidad regional, estamos parados y qué estrategias implementar para reducir costos, contener a las familias y abordar, de la mejor manera posible, a los pacientes con demencia.

El doctor Brusco, que, dicho sea de paso, exhibe la humildad de los grandes, porque, relegando su intensa agenda en Buenos Aires, viaja a nuestra provincia a instruirnos y apoyar estas gestiones, subrayó la importancia y la inteligencia de esta presentación. Explicó que, en este sentido, Mendoza será provincia pionera, porque no existe legislación del tipo de la propuesta por la legisladora Fernández en el país.

Un punto destacable al cual hizo referencia Brusco es el de la bioética. Si podemos realizar un diagnóstico temprano de demencia, entonces será el mismo paciente quien pueda tomar decisiones acerca de su futuro.

La legisladora Fernández, que viene trabajando hace tiempo en temáticas relacionadas con la salud mental (desde Senadores, la profesora Mariana Caroglio hace una importante tarea también), hizo hincapié en la importancia de llevar a cabo acciones que apunten a contener a la familia de los pacientes con demencia, ya que, como sabemos, sobre ellos recaen cuidados y decisiones sumamente importantes.

La población con demencia es significativa a nivel mundial. Argentina, y Mendoza, no se quedan atrás. Las proyecciones ya hablan de epidemia para dentro de unos años.

La jugada de media cancha está hecha. Esperaremos el gol. El proyecto deberá seguir los caminos obligatorios para ver si deviene Ley o no. Ese es el resto del partido. Ojalá podamos festejar. 

Lic. Cecilia C. Ortiz / mat.: 1296 / licceciortizm@gmail.com 

¿Querés recibir notificaciones de alertas?