Día de la Independencia

La emoción de los soldados en el desfile militar: "No sé si nos merecemos esto"

Se trata del tercer desfile que se realiza para homenajear a los militares del país. A pesar del frío, la Avenida del Libertador se colmó de personas.

Victoria Urruspuru
Victoria Urruspuru martes, 9 de julio de 2024 · 16:00 hs
La emoción de los soldados en el desfile militar: "No sé si nos merecemos esto"
7.000 efectivos participaron del desfile militar. Foto: Juan Mateo Aberastain/MDZ

Fueron 30 heladas cuadras de argentinos y argentinas que celebraron hoy un particular Día de la Independencia desde temprano. Hacía cinco años que no se llevaba adelante un desfile militar y, con la promesa de convertirse en el más fervoroso desde 1982, unos 7.000 efectivos plasmaron su pisada en el asfalto de la Avenida del Libertador. 

Con los palcos frente a la Biblioteca Nacional, los militares listos, y los aviones y helicópteros preparados, un minuto antes de las 11, Javier Milei le permitió al jefe de tropa dar comienzo a esta jornada. También hubo tanques, canes, caballos y tres avionetas que sobrevolaron los cielos soltando humo con dos colores: el azul y el blanco. La bandera tiñó la vista de los presentes durante el mediodía.

Una multitud dio el presente en el desfile militar, tras la firma del Pacto de Mayo. Foto: Victoria Urruspuru / MDZ

La emoción de los veteranos

En los balcones de la ciudad colgaban banderas, y de ellos se extendían brazos y gritos: "¡Gracias, gracias!". Rolando Ballesteros, aún cuando ya había terminado su recorrido en esas calles cercadas para el evento, siguió varios instantes más con algunas lágrimas asomadas en los ojos. Su emoción brotó de él en esta jornada.

Perteneciente a la Armada Argentina, estuvo entre los tripulantes que batallaron desde el ARA General Belgrano durante la Guerra de Malvinas, cuyo hundimiento se cobró la vida de 323 personas el 2 de mayo de aquel año. No pudo evitar recordar, en diálogo con MDZ, a un compañero suyo, el más joven en perder la vida en todo el conflicto bélico: Mario Vilca Condorí, un salteño de tan sólo 16 años.

"Este evento es una forma de reivindicar lo que nosotros hicimos, pero a su vez es para nosotros una caricia al alma. Realmente quiero agradecerle a la sociedad que nos viene a, no sé si a felicitar u homenajear, porque nosotros hicimos algo que no mucha gente quiere hacer, que es ir a una guerra, y nosotros fuimos porque habíamos jurado defender a la bandera nuestra hasta perder la vida", contó. 

Mientras veía la cantidad de argentinos que marchaban al compás de los militares y las bandas, Ballesteros insistió en que se recuerde a los 632 soldados muertos en combate por la soberanía de sus tierras, héroes que tatuaron con su sangre la historia de todo un país.

El desfile militar comenzó alrededor de las 10.45. Foto: Victoria Urruspuru / MDZ

De la jornada también participaron, por supuesto, las enfermeras que prestaron servicios en 1982 y que tanto han sido dejadas de lado. Alicia Mabel Reynoso viajó desde Santa Fe para participar del desfile junto a varias de sus colegas, y resaltó esta gran iniciativa de tenerlas en cuenta para el acto luego de años y años de lucha por su reconocimiento. 

El tercer desfile militar desde la Guerra de Malvinas

Desde la Guerra hasta la actualidad sólo han habido tres de estos desfiles. El primero fue durante la gestión de Mauricio Macri en 2018, que se repitió al año siguiente. "Hoy me emocioné como la otra vez, pero con la diferencia de que pude contener las lágrimas. La primera vez no pude por el hecho de tener a mis nietos cerca, que hoy no han podido venir, pero en aquel entonces lloré a la par de ellos", recordó Juan Carlos Hümöller, suboficial mayor retirado de la Fuerza Argentina. 

Comentó a este medio que perteneció durante el conflicto del '82 al escuadrón Hércules, de la brigada aérea, cuyos aviones cruzaban hasta las Islas y supieron hacer peligrosos vuelos para detectar a la flota británica. Nacido en Santa Fe, y casado con una santacruceña, hoy vive con ella en Villa Urquiza, CABA. Hace dos meses vienen preparando este evento, que culminó con todos los efectivos recibiendo dicho homenaje. 

Antes de las 10, y a pesar de los 0 grados que enfriaron todo el escenario, las calles del barrio porteño de Palermo concentraron a grandes cantidades de personas. Ballesteros señaló: "Es una emoción muy grande porque no sé si nos merecemos nosotros este homenaje. Yo creo que sí, pero no a nivel de la cantidad de gente que viene a saludarnos, felicitarnos, agradecernos. Nosotros hicimos algo que le corresponde a todo argentino bien nacido, que es defender a su patria".

Fueron varias las oportunidades en que este desfile logró emocionar al militar. No pudo evitar conmoverse, sobre todo, al ver a tantos niños a pesar de las bajas temperaturas: con banderas, aplaudiendo, preguntando, aprendiendo, sobre los hombros de sus padres y abuelos. 

Un compromiso por reivindicar a los militares

Victoria Villarruel, vicepresidenta de la Nación e hija de una familia militar, cuando arribó al desfile en eso de las 10.48, con un tapado rojo y una gran sonrisa en su rostro, despertó la ovación de los presentes. "Nos entusiasmamos porque ella es la real representante de todo esto, su historia, su familia, ayuda a reivindicar el rol de los militares y la patria", dijo uno de ellos. 

Miles de argentinos participaron del desfile miliar. Foto: Victoria Urruspuru / MDZ

Dos hermanas estuvieron desde temprano sobre la calle Agüero en miras hacia Libertador. Nacidas en Mendoza pero resididas en la capital porteña hace tiempo, también vienen de familia de militares. "Siento que finalmente las Fuerzas Armadas son reivindicadas después de tanto tiempo, porque realmente fueron denostadas, y me gusta este Gobierno que justamente da énfasis en estas cosas. Ojalá el Pacto de Mayo sea para el bien del país", señaló una de ellas.

"Estábamos muy acostumbradas a asistir a los desfiles y, bueno, para nosotras es un orgullo la reivindicación que está haciendo esta presidencia a las Fuerzas Armadas, ya que es una institución muy importante para que funcione una adecuada democracia", sostuvo la otra hermana. Describieron todo el evento como "emblemático", y destacaron que el desfile incluso dio inicio frente a la Biblioteca Nacional, detalle no menor.

Hümöller opinó que el Gobierno actual tiene intenciones de devolverle valor al accionar de las Fuerzas, pero esto igualmente "costará mucho". "Han sido no sólo maltratadas, sino afectadas en lo que es funcionamiento, falta de material, de equipamiento e inclusión, pero la intención es recuperar todo eso, que no va a ser fácil pero al menos está la intención", indicó.

"La esperanza la tenemos desde un principio con este cambio de gestión. Como todo ciudadano, no somos distintos al resto, esperamos que aparte de las esperanzas uno pueda empezar a vivir mejores sensaciones, sobre todo la gente más necesitada, no puedo decir que sea el caso nuestro", añadió el suboficial. 

Por su parte, Ballesteros dijo que, si bien de política no entiende mucho, la idea es que todos los Gobiernos realicen este tipo de actos. "Tenemos que hacerlo todos los 9 de julio, todos los 25 de mayo, que es el día del primer Gobierno patrio, el 20 de junio, Día de la bandera. Todas las fechas patrias se tienen que conmemorar. Sin bandería política, yo no soy político, tenemos que estar dispuesto para lo que el pueblo nos pida", cerró. 

Archivado en