Regresan los conflictos

La UBA volvió a declarar la emergencia salarial y los gremios amenazan con nuevas protestas

Se debe a la falta de acuerdos con el Gobierno por el salario docente y no docente. Aún resta definir qué medidas de fuerza se tomarán.

Victoria Urruspuru
Victoria Urruspuru miércoles, 10 de julio de 2024 · 16:10 hs
La UBA volvió a declarar la emergencia salarial y los gremios amenazan con nuevas protestas
La UBA volvió a declarar la emergencia salarial de sus docentes y no docentes. Foto: NA

La Universidad de Buenos Aires (UBA) volvió a declarar la emergencia salarial de sus docentes y no docentes, debido al 40% de pérdida del poder adquisitivo de los sueldos durante el primer semestre de este año. En la última reunión que hubo con el Gobierno, este ítem fue uno de los tantos puntos que quedaron inconclusos y que ahora amenaza con reactivarse. 

El Consejo Superior de la institución se reunió este miércoles y declaró por unanimidad de sus miembros la emergencia en materia salarial. A principios de año ya habían decretado la alerta presupuestaria, pero tras acordar en mayo un 270% de aumento del presupuesto destinado a infraestructura, y cuya resolución salió al mes siguiente, se calmaron las aguas. 

Sin embargo, a pesar de que comenzaron a canalizarse estos pactos, quedaron varios puntos irresolutos de aquella reunión, como lo es justamente la actualización del sueldo docente. Victor Moriñigo, presidente del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), ya había anticipado a MDZ semanas atrás que, de no volver a reunirse en la prontitud con las autoridades gubernamentales, comenzarían a reflotar estos conflictos.

UBA: emergencia salarial docente y no docente

El Consejo Superior, a través del comunicado emitido por la universidad, manifestó su "preocupación por la jerarquización de la actividad, incluyendo la justa retribución por la tarea realizada, y respalda el reclamo salarial de los trabajadores y las trabajadoras no docentes, de manera permanente". Además, señaló que "en lo que va del corriente año el poder adquisitivo de los salarios de sus trabajadores ha registrado una pérdida real en torno al 40%".

Es por esto que se declaró la emergencia en materia salarial de todos los trabajadores y trabajadoras docentes y no docentes, en todas sus funciones. Por lo tanto, también incluye a los empleados de la salud y las tareas vinculadas a investigación y extensión universitaria. 

Desde comienzos de año, las representaciones gremiales docentes y no docentes APUBA y ADUBA pusieron el grito en el cielo por ello. Y, de hecho, el pasado 4 de julio publicaron un escrito, junto con el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) y la Federación Universitaria Argentina, marcando la alerta de la crítica situación que se está atravesando en materia salarial en todo el sistema universitario nacional.

Hay casi 40 puntos de diferencia entre la inflación y la actualización que recibió. La falta de acuerdo por el salario mínimo docente, así como la negativa que han recibido para restituir el Fondo de Incentivo Docente (Fonid), terminaron desencadenando en esta emergencia presupuestaria. La misma, por el momento, sólo se limita a la UBA como ocurrió la vez anterior. 

Los gremios de la UBA centrarán su lucha a la cuestión salarial. Foto: Santiago Tagua/MDZ

"Hay que tener en cuenta todo lo que nos costó que el Gobierno entendiera la necesidad de fondos para la universidad después de la marcha, y del estado público que tomó la alerta universitaria. El segundo cuatrimestre parecería que va a ser mucho más tranquilo que el primero, pero lamentablemente podemos llegar a la incoherencia de tener dinero para pagar la luz, el agua, el gas, pero sin trabajadores", había alertado Moriñigo en diálogo con este medio a fines de junio.

¿Habrá paro universitario?

MDZ consultó con autoridades de la UBA y de los gremios docentes sobre cuáles podrían ser las acciones próximas en torno a estos conflictos pendientes. Emiliano Cagnacci, secretario general de Asociación de Docentes de las Universidad de Buenos Aires (ADUBA), anticipó que es probable que desarrollen alguna medida de fuerza, ya sea un paro o una marcha, aunque todo enfocado en el la lucha por los sueldos: "Todavía no está definido, pero sí está claro que no se puede sostener el sistema universitario con la pérdida salarial actual". 

"Mi obligación como secretario genera es remarcar la cuestión salarial, ir por la recomposición del sueldo me parece que lo que está haciendo en este momento la Universidad es poner de manifiesto lo que se viene trabajando desde principio de año. Llegó a buen puerto el tema del gasto de funcionamiento, pero quedó el resto de lo que es la masa presupuestaria importante del sistema, que son los salarios tanto docentes como no docentes", añadió.

El salario afecta a gran parte de la cuestión asistencial ya que, por ejemplo, los médicos de los hospitales universitarios de la UBA son personal no docente, y de ahí la declaración de la emergencia. "Hay cosas pendientes, sí, obviamente, pero me parece que en esta etapa se viene la cuestión fuerte de los salarios", cerró Cagnacci.

Los temas pendientes con las universidades

Si bien con la última reunión del 27 de mayo las universidades y el Estado lograron apaciguar la situación, a tal punto que referentes de la UBA supieron valorar la actitud dialoguista del oficialismo al otorgar la actualización del 270% en infraestructura, esto no quita que quedaron algunos ítems irresolutos que, desde entonces, no tuvieron avances. Estos son:

  • Resoluciones 2023 pendientes de pago y asignación de fondos de ejecución 2024 para programas con financiamiento especifico denominados bajo la línea. Estas deudas del 2023 y que fueron efectuadas el año pasado comenzaron a saldarse.
  • Obras universitarias suspendidas.
  • Cálculo de presupuesto universitario 2025. En septiembre el Gobierno presentará su primera propuesta.
  • Programas de becas y asistencia estudiantil.
  • Situación del sistema científico tecnológico y coordinación con las universidades nacionales.
  • Monitoreo de la situación salarial docente y nodocente.
  • Monitoreo de la ejecución de los fondos.
  • Otros temas de interés del Gobierno que son el Art. 33 de la Ley de Educación Superior, las medidas de transparencia y de rendición de cuentas de las universidades y el programa de alfabetización.
Archivado en