Caudillo Salteño

Martin Miguel de Güemes: la resistencia del norte y la defensa de "Los infernales”

Su nombre completo es Martín Miguel Juan de Mata Güemes Montero de Goyechea y la Corte y se cumplen 203 años de fallecimiento de quien fue protagonista en la guerra de Independencia de la Argentina.

María Carolina Kelm lunes, 17 de junio de 2024 · 07:04 hs
Martin Miguel de Güemes: la resistencia del norte y la defensa de "Los infernales”
Martin Miguel de Güemes. Foto: Archivo MDZ

No mucho se sabe hasta ahora del caudillo del norte, Martin Miguel de Guemes. Pero sí podemos decir que su fuerza y su elemental lucha, defendieron la frontera norte de nuestro país frente al avance de las tropas realistas, aunque sin lugar a dudas, deberíamos referirnos a la fuerza de "Los infernales de Güemes” que con sus ataques relámpagos se convirtieron en la primera defensa nacional, por tierra, en los inicios del siglo XIX. 

En primera instancia, es importante definir la palabra “caudillo”, según la RAE hoy es quién es considerado como un líder, ya sea político, militar o ideológico.? En un sentido amplio, el término se utiliza para referirnos a la persona que hace de guía de otras en cualquier terreno, generando una connotación política.

Monumento a Güemes.

Martin Miguel de Güemes nació en Salta el 8 de febrero de 1785. Estudió en Buenos Aires, en el Real Colegio de San Carlos. A los catorce años ingresó a la carrera militar y participó en la defensa de Buenos Aires durante las invasiones inglesas como edecán de Santiago de Liniers. Tras la Revolución de Mayo, se incorporó al ejército patriota destinado al Alto Perú y formó parte de las tropas victoriosas en Suipacha. Regresó a Buenos Aires y colaboró en el sitio de Montevideo.

Güemes formó parte de las tropas victoriosas en Suipacha

En el año 1818 regresó a su provincia, Salta, donde gracias a su experiencia militar, pudo ponerse al frente de la resistencia a los realistas, organizando al pueblo y militarizando la provincia. En mayo 1815 fue designado como gobernador de su provincia, cargo que ejerciera hasta 1820. Con sus tropas formadas por los gauchos infernales del norte, rechazó el avance del general Joaquín de la Pezuela y posibilitó el inicio de un nuevo avance hacia el Alto Perú, la llamada tercera expedición auxiliadora al Alto Perú. 

Bajo el mando del general José Rondeau, Güemes tuvo un papel destacado en la victoria de batalla de Puesto del Marqués. Pero, indignado por el desprecio que mostraba este por sus fuerzas y por la indisciplina del ejército, se retiró del frente hacia Jujuy. Daba por descontada la derrota del Ejército del Norte en esas condiciones y, en ese caso, necesitaría a sus hombres. Al pasar por Jujuy, Güemes se adueñó del armamento de reserva del ejército; al enterarse, Rondeau (que era también titular del cargo de Director Supremo de las Provincias Unidas del Río de la Plata) lo declaró traidor.

Bajo el mando del general José Rondeau, Güemes tuvo un papel destacado en la victoria de batalla de Puesto del Marqués.

Tras la Revolución de Mayo, se incorporó al ejército patriota destinado al Alto Perú

El año 1821, fue sumamente difícil para Güemes debido a la amenaza de un nuevo ataque español se sumaron los problemas derivados de la guerra civil. Güemes debía atender dos frentes militares: al Norte, los españoles; al Sur, el gobernador de Tucumán Bernabé Aráoz que, aliado a los terratenientes salteños, hostigaba permanentemente a Güemes, que sería derrotado el 3 de abril de 1821. El Cabildo de Salta aprovechó la ocasión para deponer a Güemes de su cargo de gobernador. Pero a fines de mayo Güemes irrumpió en la ciudad con sus gauchos y recuperó el poder.

La fuerza, y la resistencia son dos de sus grandes valores. La fuerza de sus gauchos, “los infernales” del norte que se convertían en una potencia temida por todos los ejércitos, propios y realistas. El ataque rudimentario, ante la falta de recursos militares y la poca preparación de los gauchos que tenían como principal ideal la defensa de la tierra propia y que luego se convertiría en la tierra de todos. 

Güemes estaba refugiado en casa de su hermana Magdalena Güemes de Tejada, "Macacha". Al escuchar unos disparos, decidió escapar a caballo, pero en la huída, recibió un balazo en la espalda. Llegó gravemente herido a su campamento de Chamical con la intención de preparar la novena defensa de Salta. Reunió a sus oficiales y les transfirió el mando y dio las últimas indicaciones. Murió el 17 de junio de 1821, tras diez días de sufrimiento en la Cañada de la Horqueta.

El Güemes de los gauchos: héroe de nuestra independencia. ¡Mirá el video!

La fuerza, y la resistencia son dos de sus grandes valores

La resistencia de Güemes se traduce en la fuerza de un líder que constantemente buscó la defensa de la tierra y de los derechos conquistados, un líder político que supo enseñar a sus gauchos infernales y a su gente con el ejemplo, con la fuerza de los grandes referentes militares, pero sobre todo con el valor fundamental de frenar el avance realista.

La actuación de Güemes en la guerra de la Independencia argentina fue necesaria: sin su resistencia no hubiera sido posible defender la frontera norte del actual país, ni hubieran sido posibles las campañas del general San Martín que permitieron obtener tanto la Independencia de Chile como la posterior Independencia del Perú. Bajo su mando, las ciudades de Salta y Jujuy y su campaña defendieron al resto de las provincias del país, sin ayuda exterior.

“Los infernales del norte” un ejercito aguerrido que con escaza preparación y casi ningún arma mostró la fortaleza de los argentinos, que recién después de 200 años reconoce la labor, la defensa y la resistencia de Martin Miguel de Guemes

Maria Carolina Kelm.

* Maria Carolina Kelm. Profesora de Historia. Locutora Nacional mp 9793. Diplomada en Bioética

IG: @KaroKelm

LinkedIn Maria Carolina Kelm

Correo: carookelm@gmail.com



 

Archivado en