Crisis en el sistema de salud

Así es la preocupante situación de clínicas privadas mendocinas por el aumento desmedido de los insumos

Las clínicas privadas atraviesan aumentos desmesurados en medicamentos, insumos y prótesis. Se suma el tarifazo en energía, un servicio imprescindible para el funcionamiento del sistema de salud.

Redacción MDZ
Redacción MDZ lunes, 27 de mayo de 2024 · 07:14 hs
Así es la preocupante situación de clínicas privadas mendocinas por el aumento desmedido de los insumos
Foto: ALF PONCE MERCADO / MDZ

El sistema de salud vive una situación preocupante desde hace ya tiempo. Hay clínicas y sanatorios de Mendoza que hacen malabares para hacer frente a los aumentos de los insumos que, en algunos casos, llegan al 5.000%. Los puestos de trabajo están en riesgo por los posibles cierres de clínicas que no pueden afrontar aumentos tan voluminosos. En MDZ Radio 105.5 FM fue entrevistado el presidente de la Asociación de Clínicas y Sanatorios de Mendoza (Aclisa), José Luis Sánchez Rivas, quien dio detalles del difícil momento que atraviesa el sector, luego de emitir un fuerte comunicado.

Sánchez Rivas explicó que se trata, efectivamente, "de una crisis que viene desde hace bastante tiempo. En los últimos meses se ha agravado porque el dólar oficial ha aumentado una proporción elevada y de un día al otro, alrededor del 140%, hace que todos los insumos médicos que usamos en los sanatorios hayan tenido una suba significativa. El tema es que han subido muy por encima de lo que ha subido el dólar, por lo cual estamos muy preocupados. La inflación en salud siempre está por encima, pero la verdad es que los insumos se han ido muy por las nubes. El aumento de algunos medicamentos llega a 3.000% arriba. Son situaciones muy complicadas para absorber".

En este sentido, el presidente de Aclisa planteó que "esto genera un deterioro cada vez más significativo en los sanatorios de todo el país. Hay una situación crítica donde muchos están cerrando porque el capital de trabajo se lo está comiendo la inflación. Se perderían un montón de fuentes de trabajo. Somos una actividad que genera muchas fuentes de trabajo. Cualquier sanatorio, que tenga 100 camas, tiene 250, 300 o 400 empleados. Son puestos de trabajo de calidad, con recurso humano especializado y todo en blanco. Es mínima la cantidad de trabajadores que pueden haber en negro".

A su vez, "hay incrementos de la luz que llegan a 500%. Somos consumidores intensivos de energía, porque no podemos parar los aires acondicionados, los monitores, los respiradores, los riñones artificiales. No sabemos si esto se va a incrementar en los próximos meses", dijo Sánchez Rivas con preocupación.

Además, dijo que frente a  los aumentos, los ingresos son muy acotados. A la larga lista de complicaciones monetarias se suman las obras sociales: "La que más aumentó es del 50% de enero a la fecha. Hablamos de un descontrol, de un desfasaje muy grande que puede llevar a una crisis que puede ser terminal. Esta desregulación que se ha producido, hay que hacerla ordenadamente. Controlar como para que los medicamentos no puedan subir lo que les ocurra", y agregó: "Por parte de muchos importadores de insumos que han trabajado con un dólar de $2.000, $2.500 pesos, entonces han puesto valores a principio del año que se han ido a las nubes. Es un problema serio".

Sánchez Rivas planteó que, a modo de solucionar las cosas, "venimos pidiendo una mesa de diálogo donde estén todas las partes (los financiadores, los prestadores del Estado) para hablar todas las cosas que hay que hablar. El Gobierno tiene que acompañar para salir de la crisis. Probablemente, con el tiempo, esto se vaya nivelando. Pero mientras tanto hay que acompañar la desregulación".

Según su entender, "las obras sociales y los financiadores no pueden aumentar todo porque también depende de las paritarias en su actividad. O sea, hay obras sociales de gremios que no pueden aumentar más que la paritaria de ellos. El financiador no es que no te paga porque no quiere, sino porque está acotado también su ingreso", añadió Sánchez Rivas.

Escuchá la entrevista completa

Archivado en