25 de Mayo

Paradójico: Milei festeja en Córdoba, la provincia que se opuso a la Revolución de 1810

En el Cabildo de Córdoba, donde se realizará el acto este sábado con la presencia del presidente Javier Milei, se firmó el acta en el que se desconoció la autoridad de la Junta de Buenos Aires.

Gabriela Yalangozian
Gabriela Yalangozian sábado, 25 de mayo de 2024 · 09:17 hs
Paradójico: Milei festeja en Córdoba, la provincia que se opuso a la Revolución de 1810
Cabildo de Córdoba, la provincia que desconoció la Primera Junta de Gobierno. Foto: Archivo MDZ

Este sábado 25 de Mayo el presidente Javier Milei encabezará un acto a partir de las 14 horas en el Cabildo de Córdoba, ciudad donde se esperaba que pudiera firmarse el llamado "Pacto de Mayo" con todos los gobernadores. Dicho acuerdo finalmente no podrá realizarse ya que aún el Congreso no ha aprobado la Ley Bases, que continúa en tratamiento en el Senado.

Para el "Pacto de Mayo", el Gobierno nacional había encontrado el lugar más representativo para llevar adelante la firma: el Salón de los Pasos Perdidos, en el edificio de Tribunales 1, donde reposan los restos de Dalmacio Vélez Sarsfield, autor del Código Civil, y fundador del Partido Liberal.

Sin embargo, al confirmarse que no habrá pacto pero si un acto por el 25 de Mayo, se cambió de escenario y se eligió el Cabildo Histórico de Córdoba para realizar la celebración patria que presidirá Milei. Lo irónico es que fue en ese preciso lugar donde se firmó un acta en 1810, donde las Provincias Unidas del Sur, que conformaban el Virreinato junto a Paraguay, el Alto Perú y la Banda Oriental, desconocieron la destitución del virrey Cisneros y la constitución de la Primera Junta en la ciudad de Buenos Aires.

El historiador Prudencio Bustos Argañaraz, autor del libro "Luces y sombras de Mayo", dialogó con MDZ para explicar cuál fue la postura que tuvo Córdoba tras la Revolución de 1810, que algunos especialistas llamaron "contrarevolución", concepto con el cual no concuerda.

"En 1810, las ciudades que formaban parte del Virreinato del Río de la Plata eran totalmente autónomas, y dependían en definitiva del reino español. Cuando el Fernando VII cae en manos de Napoleón, después de la invasión de España, muchas ciudades crearon Juntas de Gobierno y cada una de ellas tenían una posición que era la de la ciudad donde había sido creada. Todas se reunieron para hacer una junta general de España y nombrar autoridades. Es decir, se pusieron de acuerdo todos", comenzó relatando Bustos Argañaraz.

"En el Virreinato del Río de la Plata también se constituyó una Junta en Buenos Aires, de jurisdicción porteña, cuya primera decisión fue la de destituir al Virrey Cisneros, que justamente estaba colaborando para que se hiciera una Junta conjunta. Lo que ocurrió es que esa Primera Junta quiso dominar desde Buenos Aires a todo el Virreinato. Es por esta razón, que la mayoría de las capitales de gobernación como Córdoba, Asunción del Paraguay o Montevideo por la Banda Oriental, consideraron que la junta porteña no tenía ninguna autoridad sobre el resto del territorio", detalló el historiador.

"Fue entonces que, desde Buenos Aires, enviaron a un ejército de ocupación que llegó a Córdoba y asesinó a cinco hombres prominentes. Es decir, la Junta que se creó el 25 de Mayo de 1810 y que se llamaba ´Junta Gobernativa Provisional´, dispuso que se asesinara - porque mataron a sangre fría a quienes no cometieron delito alguno- a varios hombres invocando los sagrados derechos del Rey Fernando VII. Porque debe recordarse que ese día no se dictó la independencia. Tampoco hubo justificación para ese crimen", recordó.

"Eso desató una guerra civil que duró más de medio siglo, en donde Buenos Aires insistía en querer dominar o imponerse, mientras que el resto del país quería una unión en la que todos participaran en las decisiones. Por eso, para mí y para muchos cordobeses, el 25 de Mayo es una fecha trágica. No es una efeméride, digna de ser celebrada", sentenció.

El historiador Prudencio Bustos Argañaraz señaló que el 25 de Mayo es una "fecha trágica". Foto: Alfil TV.

El Cabildo de Córdoba, escenario histórico

¿Qué protagonismo tuvo el Cabildo de Córdoba donde realizará el acto el sábado próximo con la presencia de Javier Milei?

Fue en ese cabildo donde se suscribió el acta que rechazó a la Junta porteña y no aceptó que Buenos Aires dominara al resto de las provincias. "Hubo una sola persona que estuvo de acuerdo, Dean Funes, que luego fue diputado por Córdoba en la Junta Grande, la cual fue destituida poco después y a él lo encarcelaron", contó Bustos Argañaraz.

El historiador cordobés asegura que lo que ocurrió el 25 de Mayo de 1810 no fue una "revolución". "En mi libro ´Luces y Sombras de Mayo´ mencioné las razones, todas fundamentadas con referencias documentales y geográficas. Una de ellas es que a lo largo de los años siguientes, seguimos formando parte del reino de España, reconociendo como rey a Fernando VII. Recién en 1916, después de la caída de una serie de gobiernos en Buenos Aires, se pudo reunir un congreso en Tucumán con igualdad de representación de todas las ciudades. Y fue entonces que se declaró la independencia de España. Por eso, lo que ocurrió, el 25 de Mayo no fue una revolución: fue un golpe de Estado; el comienzo de un proyecto de dominación por parte de una ciudad hacia el resto", enfatizó.

Sobre el acto que se realizará el sábado en Córdoba, Bustos Argañaraz reflexionó: "Creo que es inoportuno, es casi una burla que se haga una ceremonia conmemorando esta fecha en la ciudad que más sufrió los atropellos de ese golpe de Estado. Obviamente, yo no celebro el 25 de Mayo y no participaría jamás de una cosa así. Pero como soy liberal, respeto todos los pensamientos más allá de su contenido. Pero también exijo que se respete el mío", aclaró.

El historiador Bustos Argañaraz, lamentó que el 25 de Mayo se celebre "como si hubiera sido un acto digno de ser aplaudido". Imagen: argentina.gob.ar

Asimismo, recordó que uno de los capítulos de su libro hace referencia a los mitos de la Revolución de Mayo, entre los que puso en duda que la Revolución del 25 de Mayo marcara un hito fundacional para patria. "La patria no nació en 1810; Córdoba había nacido en 1573, Santiago del Estero en 1550... Decir eso, es mutilar  dos siglos y medio de historia, además de alimentar el  centralismo que seguimos padeciendo en una forma brutal en el país, que nos pone a los ciudadanos del interior como ´de segunda´, pagando impuestos para financiar los lujos y las extravagancias de la ciudad de Buenos Aires", subrayó.

Por último, descartó que los hechos acontecidos en Córdoba en 1810 hayan constituido una "contrarevolución" como lo consideran varios historiadores. "No puede hablarse de una contrarevolución porque no hubo una ´revolución´. Lo que ocurrió en Córdoba en 1810 fue la defensa de un grave ataque, del envío de ejércitos a querer imponer la dominación de una ciudad al resto del territorio del Virreinato. Uruguay se resistió y Paraguay, mucho más. De hecho, cuando Belgrano va al Paraguay al mando de un ejército para imponer la dominación porteña, lo derrotaron y al año siguiente, en 1811, Paraguay se declaró independiente de España. Lo mismo pasó con los demás países", sentenció.

Por último, el historiador lamentó que el 25 de Mayo se celebre "como si hubiera sido un acto digno de ser aplaudido" e instó a que "cada ciudadano informado de todas las interpretaciones de estos hechos, saque la conclusión que quiera".

Archivado en