Caída del consumo

Datos que alarman sobre cómo la crisis económica está golpeando a la clase media

La pérdida del poder adquisitivo golpea a casi todos los argentinos y la clase media es uno de los sectores más afectados: Cómo hacer para que el dinero rinda es un desafío de cada día

Horacio Alonso
Horacio Alonso viernes, 24 de mayo de 2024 · 20:30 hs
Datos que alarman sobre cómo la crisis económica está golpeando a la clase media
Cada vez es más difícil llegar a fin de mes y los argentinos apelan a distintas estrategias para hacer rendir su dinero Foto: Gentileza Youniversal

Después del salto de la inflación de los primeros meses del año, el índice que mide el Indec mostró para marzo y abril una desaceleración en el ritmo del crecimiento del costo de vida.

Gran parte de esa mejora se debe a la fuerte restricción monetaria que dispuso el Banco Central. Paralelamente, la economía ingresó en una etapa de freno en la actividad que se refleja en las estadísticas de casi todos los sectores.

Economistas alertan sobre la profundización de la recesión impulsada por una marcada caída de las ventas.

Ante este escenario, con el ingrediente de la caída del poder adquisitivo, los argentinos deben apelar a a distintas estrategias a la hora de consumir. 

La consultora especializada en investigación de mercado y tendencias, Youniversal, realizó un estudio para analizar cómo esta situación está afectando los hábitos de consumo en el país.

"El relevamiento de nuestro Trend LAB permite observar que la situación económica es complicada para muchos argentinos, con uno de cada dos declarando que sus ingresos no les alcanzan para llegar a fin de mes", explicó Ximena Díaz Alarcón, cofundadora y CEO de Youniversal, y agregó que "esta dificultad se refleja en una significativa reducción en el nivel de consumo, con el 89% de los encuestados renunciando o disminuyendo el gasto en al menos cinco ítems relevantes".

Según el estudio, entre los ítems con mayor caída en el consumo se encuentran los alimentos del supermercado, que no son de primera necesidad, seguidos de la indumentaria y el calzado. Esta reducción en el consumo afecta especialmente a la clase media, que se ve obligada a ajustar su presupuesto en áreas como vacaciones, salidas, productos de cuidado personal y para el hogar.

Para enfrentar esta crisis económica –señala el trabajo-, los consumidores están adoptando diversas estrategias. Un 91% de los encuestados está más atento a ofertas, promociones y descuentos en supermercados y mayoristas, mientras que un 40% está comprando solo lo necesario, principalmente en el segmento de menor poder adquisitivo.

Además, se observa un cambio en los criterios de elección de marca, con un 44% optando por marcas más económicas y un 39% probando marcas desconocidas en busca de precios más bajos. Este comportamiento indica una mayor sensibilidad al precio y una disposición a explorar alternativas en un intento por maximizar el valor de sus compras.

Los cambios en el lugar de consumo también son evidentes, con un aumento en las compras en comercios de barrio y mayoristas. Además, la frecuencia de compra ha cambiado, con el 40% de los encuestados comprando solo lo necesario diariamente, mientras que los niveles más altos optan por compras más grandes para abastecerse.

"La crisis económica está impulsando a los argentinos a adaptar sus hábitos de consumo, priorizando necesidades básicas, buscando ofertas y promociones, y explorando nuevas opciones de marca y lugares de compra. Estos cambios reflejan la resiliencia y la capacidad de adaptación de los consumidores de nuestro país en tiempos de incertidumbre económica", concluye la especialista. 

Archivado en