Investigación

Dengue: el nuevo descubrimiento sobre el mosquito que sorprende y preocupa

Determinan que la larva del Aedes aegypti sobrevive debajo del agua ya que, además de su órgano para respirar el oxigeno atmosférico, posee respiración cuticular, es decir, a través de la piel.

Redacción MDZ
Redacción MDZ miércoles, 3 de abril de 2024 · 01:10 hs
Dengue: el nuevo descubrimiento sobre el mosquito que sorprende y preocupa
Pueden sobrevivir hasta 30 días bajo el agua a temperatura ambiente Foto: NA

Agustín Álvarez Costa es doctor en Ciencias Biológicas e investigador del Centro de Investigación y Diagnóstico de Endemoepidemias del ANLIS-Malbrán. En diálogo con MDZ Radio 105.5 FM, comentó detalles de la investigación realizada sobre las larvas del mosquito Aedes aegypti, que determinan que sobreviven bajo el agua al obtener oxígeno disuelto por vía cutánea. Estos datos aportan para descartar herramientas contra el dengue, y pensar otras más efectivas.

Álvarez Costa explicó que "los mosquitos tienen un ciclo de vida completo, como el de la mariposa. Tiene larva, pupa y adulto. El adulto es el mosquito que conocemos, la larva y la pupa son acuáticos. En los libros de biología, se muestra que tanto la larva como la pupa tienen órganos específicos para obtener oxígeno del aire atmosférico. No se pensaba que respiraban oxígeno del agua como otros insectos y otros organismos". El científico e investigador agregó que "hicimos una revisión bibliográfica y experimentos. Vimos que las larvas estaban mucho tiempo sumergidas, entonces el oxígeno que obtenían del aire no era suficiente. Algunas especies de mosquitos podrían tener una respiración que se dice cuticular, o sea, a través de la piel. A partir de eso, hicimos experimentos de supervivencia, vimos cuánto pueden sobrevivir las larvas sumergidas y vimos que, a 25 grados, pueden sobrevivir hasta 30 días. Después cuantificamos si cuando están sumergidas consumen el oxígeno que hay en el agua y vimos que, incluso cuando tenían la posibilidad de respirar el oxígeno atmosférico, obtenían un 15% de su oxígeno del agua directamente". 

Desde un paradigma clásico de la biología "si uno ve que si el este organismo tiene este órgano tan clave, que es el sifón, que tiene para respirar, que funciona como un snorkel, no tiene sentido que respire directamente del agua, pero lo que vimos es que no es lo que prefiere, pero puede respirar del agua hasta 30 días a una temperatura promedio".

 

Agustín dijo que habían estudios y experimentos sobre estas larvas, pero "con tecnologías que no existían. Esta medición de oxígeno directamente del agua, del consumo, cuando se hicieron estos estudios no existían las mediciones exactas y no se podía demostrar. Pero había algunas observaciones de libros naturalistas". En concreto, el científico aseguró que los datos arrojados por esta investigación aportan a repensar las medidas a tomar por parte de los gobiernos para combatir el dengue ya que "una de las medidas de control que, en teoría, tenía bajo impacto ambiental, era usar unos aceites en los recipientes artificiales para que las larvas de los mosquitos no puedan acceder a obtener oxígeno atmosférico. Lo que nuestra investigación demuestra, es que las larvas sin acceso a oxígeno atmosférico, sobreviven un montón de días y entonces no sería un control efectivo para lidiar con este mosquito".

Agustín Álvarez Costa, quien actualmente trabaja en un laboratorio que depende del Ministerio de Salud, también estudiando el mosquito comentó que algo muy característico del Aedes aegypti "es que es muy filantrópico. Es decir, muy asociado al ser humano. Esto es raro ¿por qué un organismo estaría tan asociado al ser humano? Porque ya casi no se encuentra en lugares naturales. Es un mosquito que históricamente se criaba en huecos de árboles. Hoy en día, la oferta de esos ambientes no es tan alta, entonces lo que logra es adaptarse al ser humano y vivir en cualquier lugar donde se acumule un poco de agua, limpia o sucia, no importa. El mosquito tiene la capacidad de adaptarse a la organización. También influyen muchos desordenes ambientales que tenemos, como el manejo de la basura".

Actualmente Álvarez Costa, se encuentra realizando "un estudio sobre si los mosquitos que están en la provincia de Buenos Aires son resistentes a los insecticidas que se usan en salud pública. Porque, si bien el uso insecticidas no es la herramienta recomendada para lidiar con el mosquito, en caso de brotes, en general, se hace un bloqueo de la cuadra alrededor de los primeros casos para matar a los mosquitos en ese momento. Eso no es recomendable, primero porque el mosquito vive con las personas, entonces las personas también están expuestas al mismo veneno. Además, el mal uso de estas estrategias hace que cada vez los mosquitos sean más tolerantes a los insecticidas".

En cuanto a las temperaturas y cómo afecta en la vida del mosquito, Agustín explicó que "es cierto que la actividad del mosquito, en general de los insectos, está manejada con la temperatura. A mayores temperaturas puede poner más huevos, se reproduce más, etc. A bajas temperaturas, hay temperaturas mínimas a las cuales el mosquito no sobrevive". Sin embargo, "lo que se están viendo son dos procesos: los mosquitos cada vez se encuentran en localidades más al sur, esto puede ser porque las temperaturas medias van aumentando. Por otro lado, se van adaptando a climas más fríos. Están pasando los dos procesos en simultáneo".

Escuchá la entrevista completa

Archivado en