Historias de vida

Estuvo cerca de tener que vivir en la calle, aprendió a amasar y hoy su historia inspira a los más necesitados

Cuando el mérito abraza a la oportunidad. Con la acción del Estado, amasar panes puede ser una vía para evitar la situación de calle.

Patricia García jueves, 25 de abril de 2024 · 10:06 hs
Estuvo cerca de tener que vivir en la calle, aprendió a amasar y hoy su historia inspira a los más necesitados
María Eugenia se capacitó con ayuda del Estado y reconfiguró su vida.

"No tengo todo lo que quiero, pero quiero todo lo que tengo". Dice María Eugenia que esa es su frase y aclara " mi mamá y mis hijas" lo que más quiero. La de ella podría ser una historia más si se elude buscar la razón para su progreso y para el alivio de sus condiciones de vida. Tiene tres hijas y estudios primarios y secundarios completos. Casi le toca dormir en la calle, pero se sobrepuso su sueño: "tener un trabajo full time" y encontró ayuda.

María Eugenia sonríe en la puerta de su trabajo, una bollería conocida de la Ciudad de Buenos Aires. Sonríe. Es una actitud. Cuenta que tiene 39 años y que la menor de sus hijas, de 12 años tenía 3 meses cuando se separó y apartó de su pareja. Ahí se planteó: "¿Y ahora qué?"-

Entonces, pasó tiempo hasta que se topó con la acción del Estado y la meta de encontrar ese trabajo jornada completa. Era un trabajo a cambio de una especialización corta.

María Eugenia finalmente consiguió trabajo en una reconocida bollería porteña.

Un día pasó por una farmacia en la que colgaron un cartel pidiendo "auxiliar de farmacia". Le explicaron que tenía que tener experiencia y ella se ofreció a especializarse, en esa farmacia. Nunca la llamaron. "Y me daba bronca porque el cartel seguía ahí".
Hacía "changuitas", pero fue por algo más.

"Hice tantas cosas para llegar a un trabajo full time" dice María Eugenia. Y sonríe al contar que finalmente consiguió trabajo en la conocida bollería del barrio de Recoleta.

Con la presencia del ministro de Desarrollo Humano y Hábitat porteño, Gabriel Mraida, se entregaron certificados a 31 personas en situación de calle con asistencia habitacional, que realizaron cursos de “Ayudante de Panadería” y “Ayudante de Pizzería” en la Escuela Profesional de la Asociación de Propietarios de pizzerías y casas de empanadas de la República Argentina (APYCE). María Eugenia fue una de ellas.

Con Apyce, el Gobierno porteño mantiene un convenio y otro similar con la UTN para distintos oficios, pero además, hay  subsidios habitacionales para personas en situación de calle o para evitar esa situación.

Asistencia

En el caso de María Eugenia le corresponde por ese concepto unos $50 mil, por ser sola con tres hijas a cargo. En general, cuentan en el Ministerio de Desarrollo Humano, las personas alquilan habitaciones porque no llegan a reunir para un departamento.

Vive en Barracas y confía que "no llegué a situación de calle pero pedí ayuda. Mi mamá me ayudó. Me pasó de todo, por ellas uno sigue, si no tuviera hijas no sé, son el pilar de todos los días".

"La vida es muy difícil, es una pelea de salir todos los días y ganarla", afirma María Eugenia y promete: "Voy a seguir progresando, quiero que las chicas vean que se puede, que una madre soltera puede salir adelante" . 

"¿Cómo se mantiene el ánimo en alto?" La sonrisa se transforma en risa y confiesa: "Fui al psicólogo, salí llorando de varios lugares" .

Inclusión

“Cada uno de los egresados reciben mucho más que un diploma. Ahora tienen consigo un oficio para salir adelante a través del trabajo y nos dejan a nosotros la certeza de que el esfuerzo vale la pena”, resaltó Mraida y dijo que  “nuestro rol es dar las herramientas para que cada uno de ustedes pueda aprovechar al máximo sus capacidades para construir su propio proyecto de vida, a través de la educación y el trabajo”.

En los Centros de Inclusión Social, de la Ciudad se ofrecen distintos talleres de oficio y capacitaciones, desde el proceso de elaboración de currículums hasta la orientación para preparar entrevistas de trabajo exitosas. A la vez, el Gobierno porteño tiene una colaboración con más de 70 empresas, creando así un puente directo para abrir oportunidades laborales concretas .

Archivado en