Patrimonio en riesgo

Un incendio en un edificio histórico aviva la hipótesis de un negocio inmobiliario

El convento de Santa Catalina de Siena, ubicado en el centro porteño, data de 1745. Es monumento histórico. Un incendio provocó daños en parte del templo y reaviva polémica por el predio vecino

Redacción MDZ
Redacción MDZ miércoles, 24 de abril de 2024 · 12:39 hs
Un incendio en un edificio histórico aviva la hipótesis de un negocio inmobiliario

Un incendio producido en la Iglesia Santa Catalina de Siena, ubicada en el microcentro porteño, provocó daños en el histórico edificio, especialmente en uno de los altares de la parroquia.

El hecho se produjo durante la madrugada del martes y pudo ser contenido por el accionar de los bomberos sin lamentar víctimas.

Este convento es uno de los más antiguos de Buenos Aires, fue construido en 1745 y está próximo a cumplir 279 años.

La iglesia está envuelta en una larga polémica ya que está ubicada junto a lo que era una playa de estacionamiento, que ocupa gran parte de la manzana, y donde se impulsaron distintos proyectos inmobiliarios, entre ellos la construcción de una torre de 20 pisos.

El histórico edificio corre riesgo de demolición 

El rechazo de agrupaciones de vecinos y entidades conservacionistas impidió que se avanzara en estas iniciativas que afectaban la vida del convento.

El incendio producido ahora disparó las especulaciones en distintos sectores que defienden el patrimonio urbano sobre las causas del siniestro, teniendo en cuenta las presiones que vienen desde año para avanzar con un negocio inmobiliario.

En este contexto, el Arzobispado de Buenos Aires se había sumado, hace unos meses, al reclamo ante la posible venta del terreno contiguo al Monasterio de Santa Catalina, en el centro de la capital argentina, declarado Monumento Histórico Nacional, según consignó la Agencia Católica de Informaciones.

La manzana en cuestión se encuentra entre la avenida Córdoba y las calles San Martín, Viamonte y Reconquista, en el límite de los barrios Retiro y San Nicolás.

El fuego destruyó parte de uno de los altares y causó daños en otras áreas de la parroquia

En un artículo, señala que allí se pretende construir un templo perteneciente a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Edificado en el siglo XVIII, la antigüedad y el valor patrimonial que el Monasterio posee es uno de los argumentos por los que la Iglesia Católica no considera conveniente que se construya allí.

Otra de las razones es que, según se presume, en el espacio lindante quedó sepultado el cementerio en el que descansan los restos de más de 50 religiosas dominicas que habitaban el lugar.

Mediante un comunicado, el Arzobispado de Buenos Aires se ha unido al reclamo.

El sitio, afirmó, constituye "un ámbito emblemático por su valor arquitectónico e histórico que lo llevó a ser uno de los primeros lugares en torno a los cuales se fue haciendo nuestra Ciudad".

"El Arzobispado -precisa la nota-, desde hace muchos años, a través del Rector de la Iglesia de Santa Catalina, cuida por la preservación de los dos Monumentos Históricos Nacionales que se nos han confiado", así como por su entorno, "espacio de amortiguación" de tales edificios.

Asimismo, admite que el terreno en cuestión "no es propiedad ni de la iglesia de Santa Catalina ni del Arzobispado de Buenos Aires", por lo que reconoce el "libre derecho de acordar entre privados".

En el marco del diálogo interreligioso que la Iglesia alienta en Buenos Aires, el Arzobispado lamenta no haber sido informado con anterioridad de la posible adquisición del predio por parte de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, conocidos comúnmente como "mormones".

Finalmente, solicita a las autoridades de la ciudad "evaluar la aprobación y conveniencia urbanística de tal construcción y de potenciales daños".

Antes de tomar cualquier decisión, aconseja que "se confirme el valor arqueológico que se esconde en ese terreno", ya que hay pruebas documentadas de la existencia de dos cementerios coloniales (de religiosas y de esclavos).

Al reclamo del Arzobispado, se sumó también la Organización No Gubernamental "Basta de Demoler", que desde hace varios años manifiesta su rechazo a cualquier construcción en el predio.

De hecho, presentaron un proyecto en la Legislatura para que el terreno sea expropiado y se construya allí una plaza.

En la manzana ya hubo varios proyectos arquitectónicos que no se concretaron: un hotel en 1978; un edificio con cocheras en 2011 que el Gobierno de la Ciudad habilitó pero la Justicia anuló; y un tercer edificio en 2021, que ofrecía como compensación una plaza pública, pero que la Legislatura no aprobó.

Archivado en