Alerta

Investigan intoxicación masiva en un reconocido colegio de Mendoza

Alumnos de la institución debieron ausentarse tras presentar síntomas de un posible cuadro de intoxicación. Ante esto, el colegio decidió suspender la presencialidad durante este lunes.

Valentina Femenia
Valentina Femenia lunes, 22 de abril de 2024 · 14:07 hs
Investigan intoxicación masiva en un reconocido colegio de Mendoza
Alumnos del Instituto Superior de Enseñanza Privada (ISEP) presentan síntomas de intoxicación Foto: Facebook Isep

A partir de un mail institucional, las autoridades del Instituto Superior de Enseñanza Privada (ISEP) alertaron a padres y alumnos que, partir del sábado 20 de abril, recibieron numerosas comunicaciones de los adultos responsables manifestando gran preocupación, ya que sus hijos/as comenzaron a presentar síntomas de una posible intoxicación como desgano, vómitos y diarrea.

En consecuencia, las autoridades del ISEP consideraron "prudente" suspender la presencialidad pasando al modo virtual durante la jornada de este lunes 22 de abril en ambos turnos. Desde la institución, aseguraron que durante esta jornada recibirán a personal de Infectología de la provincia de Mendoza para realizar un relevamiento y así otorgar las indicaciones pertinentes.

Desde el Área de Sanidad de la provincia confirmaron a MDZ que se encuentran realizando la inspección correspondiente. Los resultados de la misma podrían ser revelados durante lo que resta de jornada. Por el momento, la institución aguarda por el comunicado para analizar un posible retorno de las actividades habituales a partir del día martes 23. 

A raíz de lo acontecido señalan que los síntomas presentados por parte de alumnado podrían corresponder a un cuadro de Gastroenteritis Aguda Infecciosa (GEAI).

Entrada del ISEP, establecimiento sometido a inspección.

¿Qué es el cuadro de GEAI?

Se define Gastroenteritis Aguda (GEAI) como aquel cuadro de menos de dos semanas de evolución caracterizado por diarrea (deposiciones de menor consistencia y mayor frecuencia que la habitual; operacionalmente se define como =3 deposiciones anormales en 24 horas), que puede o no ir acompañado de vómitos, dolor abdominal y/o fiebre. Si bien en los últimos 30 años la mortalidad por GEA Infecciosa (GEAI) ha disminuido significativamente producto de mejorías en las condiciones sanitarias, nutricionales y terapia de rehidratación, en la actualidad esta entidad sigue siendo causa importante de morbilidad.

En adultos, la mayor incidencia y severidad de GEAI se presenta en adultos mayores institucionalizados; en este contexto puede producir deshidratación severa, insuficiencia renal y eventualmente la muerte. En niños mayores y adulto medio, la relevancia del cuadro está dada principalmente por la pérdida de funcionalidad transitoria y ausentismo escolar/laboral.

Existe una diversidad de bacterias, virus y parásitos que puede causar GEAI. Los agentes más frecuentemente involucrados varían de acuerdo a las condiciones socioeconómicas y sanitarias de la región y con la edad del paciente. En países con mejores condiciones sanitarias, tiende a predominar la etiología viral, mientras que las bacterias y parásitos son más frecuentes en zonas menos desarrolladas. Las variaciones por edad se explicarían por los cambios en hábitos alimentarios y conductas (fuente de contagio), adquisición de respuesta inmune efectiva y presencia de co-morbilidades.

Los síntomas más característicos de una GEAI son:

  • La presencia de dolor abdominal cólico (retortijones).
  • La presencia de múltiples deposiciones de consistencia blanda o líquida (diarrea). En algunos casos la diarrea puede llevar sangre.
  • Además, suele haber fiebre, en ocasiones muy elevada, náuseas y vómitos.
  • La pérdida de líquidos como consecuencia de la diarrea, los vómitos y/o la fiebre, puede llevar a la deshidratación, con una bajada de la presión arterial que con frecuencia se traduce en mareo o pérdida del conocimiento al incorporarse de un sillón o de la cama.
  • En personas susceptibles, sobre todo en ancianos, la pérdida de líquidos puede llevar a un fallo secundario del riñón (insuficiencia renal aguda) que puede ser grave.
Archivado en