Intoxicaciones

Detectores de monóxido: cuánto cuestan estos elementos que pueden salvar vidas

Con la llegada del frío aumentan los casos de intoxicaciones por monóxido de carbono. Cuánto cuestan estos aparatos y cómo conseguirlos.

MDZ Sociedad
MDZ Sociedad martes, 16 de abril de 2024 · 12:02 hs
Detectores de monóxido: cuánto cuestan estos elementos que pueden salvar vidas
La llama azul es la más común. Si la llama de tu calefactor es de color amarillo, naranja o verde, puede ser una señal de que hay un problema en el calefactor Foto: Santiago Tagua/MDZ

Con la llegada de las bajas temperaturas aumentan considerablemente las intervenciones que debe hacer el departamento de Defensa Civil de Mendoza por intoxicaciones o muertes por la inhalación de monóxido de carbono, pero también por fugas de gas y fallas que tienen elementos como calefones, cocinas y termotanques. 

El domingo a la noche, una pareja junto a sus tres pequeños hijos fueron internados luego de sufrir una intoxicación por una fuga de gas en su domicilio. Si bien, no hubo víctimas fatales, la situación podría haber terminado en una tragedia. 

Las muertes por inhalación de monóxido de carbono (CO) en Argentina son frecuentes. Según las cifras proporcionadas por el Ministerio de Salud de la Nación, se estima que un promedio de 250 personas mueren al año por intoxicación de esta sustancia imperceptible que carece de olor, sabor y color, mientras que, se reportan por año unas 40.000 intoxicaciones por monóxido de carbono, de las cuales son casi 200 las que terminan con víctimas fatales.

Precios y tipos de detectores de monóxido de carbono

Los detectores de monóxido ingresaron al mercado hace 10 años y se comercializan a través de plataformas on line, hipermercados, ferreterías y casas de electrónica. Los valores van desde los $10.000 (el detector de monóxido básico) hasta los $200.000, los packs completos que incluyen detectores de humo y gas natural envasado. El precio varía según el formato requerido, la marca y sistema utilizado.

Actualmente hay cuatro tipos de detectores de monóxido de carbono que se pueden conseguir en el mercado. 

  • Genérico: es el más económico, al detectar niveles peligrosos de monóxido comienza a emitir alertas mediante sonidos.
  • Clásico: trae un display LCD que muestra el nivel de pilas, concentración del gas y la temperatura ambiente.
  • Detector Dual: previene sobre los artefactos que están mal instalados que pueden causar un escape de gas.
  • Embutido: reacciona directamente a la presencia de gases peligrosos de uso doméstico y alerta a través de alarmas de sonido incorporadas antes de presentar peligro, es decir, reacciona un paso antes que el clásico o genérico y que por supuesto, es de los más caros del mercado y se consigue por internet. 

El medidor, con ese sensor y receptor de luz infrarroja tiene un alcance promedio de entre 50 y 100 metros cuadrados, por lo que se recomienda tener un detector por ambiente, dependiendo de las comodidades de cada hogar.

Recomendaciones para evitar fuga de gas en los hogares

De acuerdo al Ente Nacional Regulador del Gas (ENARGAS), el monóxido de carbono (CO) es un gas letal que se produce durante cualquier proceso de combustión. Una de las principales causas de su aparición está en el mal estado de los artefactos de gas y la insuficiente ventilación de los ambientes en los cuales se produce tal combustión.

  • Ventilación cruzada: el monóxido de carbono es un gas incoloro, inodoro e insípido que necesita un ambiente cerrado para ser tóxico. Por ello se recomienda abrir unos centímetros la ventana en caso de no tener rejillas.
  • Chequeos e instalación a cargo de un gasista: se debe contactar a un gasista matriculado para que haga una revisión periódica a los artefactos de calefacción, al igual que en el caso de querer colocar nuevos equipos.
  • Evitar el uso de hornalla para calefaccionar el hogar y  en caso de utilizarlas, controlar el color de la llama, que debe ser azul para ser segura. Si está amarilla o naranja es un símbolo de mala combustión. 
  • Emplear salamandras y braseros sólo durante el día y los generadores eléctricos siempre hay que dejarlos fuera de casa. 

Síntomas de una intoxicación

Los síntomas de intoxicación por monóxido de carbono pueden confundirse con otras enfermedades, por lo que es importante buscar atención médica si se sospecha de su presencia. Los síntomas más comunes son:

  • Dolor de cabeza
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Debilidad
  • Confusión
  • Visión borrosa
  • Dificultad para coordinar los movimientos
  • Falta de aire
  • Palpitaciones
  • Respiración rápida
  • En casos graves, la intoxicación puede llevar a la pérdida de conocimiento, convulsiones, arritmias cardíacas, coma y, en última instancia, la muerte.

Lo que destacan los especialistas es que el monóxido no tiene olor, por lo que no se puede identificar fácilmente a la hora de no contar con dispositivos tecnológicos y al respirarlo, por ejemplo, mientras dormimos, el desenlace puede ser fatal. Es crucial destacar que las mascotas también pueden presentar síntomas de intoxicación por monóxido de carbono, a veces incluso antes que los seres humanos.

Archivado en