Polémica

Cuidacoches en Rosario: confirman el desembarco del sindicato y la idea ya genera repudio

Fuentes gremiales anunciaron que se oficializará durante el transcurso del mes. Desde la municipalidad repudiaron la idea y aseguraron que la actividad roza lo delictivo.

José Graells
José Graells domingo, 14 de abril de 2024 · 07:01 hs
Cuidacoches en Rosario: confirman el desembarco del sindicato y la idea ya genera repudio
Foto: Imagen ilustrativa / Noticias Argentinas

El Sindicato de Trabajadores de la Vía Pública de la República Argentina (STVP), mal llamados cuidacoches, realizará su desembarco formal en la ciudad de Rosario durante el transcurso de abril. La novedad, que no fue para nada bien recibida por funcionarios del Ejecutivo local, fue oficializada por representantes gremiales. 

El Sindicato de Trabajadores de la Vía Pública, creado a mediados del 2023 en La Plata, con supuesta vinculación a sectores barras bravas y que pretende representar a trapitos y cuidacoches tiene todo listo para su llegada a Rosario. Lo que en principio eran versiones, se convirtió en una realidad. 

Según confirmó Matías Valdez, secretario Adjunto del Sindicato, el desembarco "no solo será en la ciudad de Rosario sino en toda la provincia de Santa Fe y el país". A su vez, estimó que en dos semanas se realizará la presentación formal en la ciudad del sur provincial. 

Por el momento el Sindicato cuenta con una habilitación provisoria mientras se terminan de cumplimentar todos los pasos judiciales, explicó el gremialista y recordó que están avalados por la "jurisprudencia histórica del Sindicato de Trabajadores Ambulantes" que recuperó su personería gremial con el retorno de la democracia. 

En Rosario, como en todas las grandes ciudades del país, y producto de las sucesivas crisis económicas los cuidacoches proliferan de forma permanente. De acuerdo a las distintas ordenanzas que se fueron aplicando, no pueden exigir ningún monto fijo de dinero y el pago debe ser voluntario. Eventos masivos como partidos de fútbol y recitales muchas veces son puntos de disputa entre los trapitos y automovilistas. 

Valdez explicó en declaraciones a radio LT8 de Rosario que necesitan implementar el monotributo para sus afiliados, porque actualmente "tienen una cobertura médica telefónica que es precaria, no es una obra social. Tienen una cobertura de sepelio, un seguro parecido al estilo ART. Todo eso es precario, pero la única manera de garantizar que el trabajador tenga los beneficios previstos por la Constitución Nacional es a través del monotributo”.

Cuidacoches: rechazan la sindicalización 

Previo a la confirmación de la llegada del sindicato de cuidacoches a Rosario, el secretario general de la Municipalidad, Miguel Tessandori, rechazó la idea y vinculó al sector con el delito. 

"Tenemos información que este sindicato esta iniciando diálogos para agrupar a los trapitos de Rosario. Nos preocupa y nos oponemos totalmente a una actividad que debiera estar totalmente prohibida", alertó el funcionario en su redes sociales y recordó que durante su paso por el Concejo Municipal presentó la propuesta para erradicarlos. 

Y agregó Tessandori: "Tal y como esta planteado, el gen de esta actividad roza lo delictivo. Que se le busque una estrategia legal y que ya cuente con el permiso provisorio de la Secretaria de Trabajo de la Nación nos alerta y preocupa. Dicho esto, "No dejaremos que suceda lo mismo en Rosario". 

Rechazo municipal al sindicato de cuidacoches. Foto: X Tessandori

Por último, Tessandori admitió que va a dialogar con el intendente Pablo Javkin y con los concejales para "evitar que se sindicalice esta actividad. Y más en una ciudad tan lacerada como Rosario".

Desde el Concejo Municipal otro que expuso su rechazo a la llegada del sindicato de trapitos fue Federico Lifschitz, hijo del exgobernador de Santa Fe, quien anunció que presentó un proyecto para "terminar con la práctica informal de los cuidacoches". Agregó que el objetivo es garantizar la seguridad, el orden y la convivencia en el espacio público. 

El concejal aclaró que la idea contempla poder diferenciar a aquellos cuidacoches que realizan la actividad de buena fe de los que la utilizan para cometer delitos. "Si hay organizaciones delictivas que crearon una forma de negocio y están detrás de los cuidacoches que amenazan les debe caer todo el peso de la lay", completó.  

 

Archivado en