Gastos compartidos

El carpooling crece como alternativa ante la excesiva suba del transporte público

La suba del boleto y la pérdida del poder adquisitivo llevó a muchos trabajadores y estudiantes a buscar alternativas como la de los viajes compartidos, dividiendo gastos entre los trasladados.

Gabriela Yalangozian
Gabriela Yalangozian sábado, 13 de abril de 2024 · 14:32 hs
El carpooling crece como alternativa ante la excesiva suba del transporte público
El carpooling o los viajes compartidos vienen creciendo como una alternativa de transporte que resulta más económica Foto: Shutterstock

La quita del Fondo Compensador al Transporte Público por parte del Gobierno nacional a las provincias provocó un aumento exponencial en la tarifa del boleto que vienen sufriendo los pasajeros en sus bolsillos. Cuanto más lejos sea el trayecto a viajar, más cuesta arriba se le hace a las familias poder costear la tarifa..

Es justamente por la pérdida del poder adquisitivo por los salarios congelados que muchos pasajeros optaron por formas alternativas de traslado a sus lugares de trabajo o de estudio. 

Una de las modalidad que resurgió con mayor fuerza en el interior del país es el llamado "carpooling". Se trata de una práctica por la cual varias personas viajan en un mismo vehículo para llegar a un destino común o una zona cercana a la que precisan ir.

Si bien el origen del "carpooling" fue la de reducir las emisiones de gases de efecto invernaderos, es decir, evitar la contaminación del medio ambiente, en el caso de los argentinos golpeados por la devaluación y la alta inflación, la principal razón de optar por esta alternativa es meramente económica.

En redes sociales como Facebook abundan los grupos que ofician de nexo entre quienes ofrecen sus autos para el viaje y los pasajeros que se suman para reducir los gastos que demandan el combustible, el estacionamiento y el peaje, en más de una ocasión. 

El origen del carpooling

En Argentina, el carpooling comenzó a surgir en el año 2017, pero tomó fuerza durante la pandemia, en especial con la vuelta de la presencialidad o el sistema híbrido mientras el servicio interurbano entre localidades de la misma provincia se encontraba interrumpido para evitar contagios ante el aumento de casos de covid. Muchos de esos grupos de Facebook luego se mudaron a Whatsapp y fueron creciendo con el boca en boca. 

Un ejemplo donde el carpooling está afianzado es en la ciudad cordobesa de Río Cuarto que actualmente el grupo está compuesto de 800 integrantes, la mayoría de los cuales se sumaron en el mes de febrero, cuando el pasaje del transporte interurbano sufrió un notable aumento del 44.3%. Esto llevó el boleto para un viaje entre Río Cuarto y la ciudad de Córdoba a $14.000.

Carteles ofreciendo viajes compartidos se suelen distribuir cerca de las paradas de los colectivos. Foto: gentileza

Facundo Aguirre, uno de los precursores del carpooling de Río Cuarto, contó al diario local Puntal, que el resurgimiento de esta alternativa de viaje se centra “en el encarecimiento de la nafta y la posibilidad de redistribuir gastos entre varios pasajeros". 

“La gente lo pone a prueba y les termina funcionando. Hoy en día, viajar solo a Córdoba en un vehículo puede tener un costo de 20 mil pesos. Pero si subís a tres personas más, te termina saliendo 5 mil”, detalló.

Pero no es tan sencillo. La inseguridad pesa mucho a la hora de decidirse a subir al auto de un desconocido. En general, quienes comparten este tipo de modalidad suelen tener algún vínculo anterior. En Villa Carlos Paz, a sabiendas que el pasaje para viajar a Córdoba ronda los $3.200 ($6.400 ida y vuelta), semanas atrás un joven pegó carteles en las paradas ofreciendo su auto para transportar personas y compartir los gastos del viaje.

En diálogo con MDZ, el muchacho que prefirió no ser identificado, admitió que por cuestiones de seguridad prefirió finalmente no compartir los viajes. El mismo motivo llevó a una de las potenciales pasajeras, Graciela, a desistir de subirse al auto de una persona que no conocía previamente. 

No solo dentro de la provincia

En otras ocasiones, el carpoling funciona para trasladarse de una provincia a la otra o hacer viajes más largos, como Córdoba a Buenos Aires o La Pampa a Córdoba, donde los costos son mucho más onerosos en términos de combustibles. Al ser pasajeros de la misma ciudad, en general más chicas que las grandes urbes, el vínculo entre quien conduce y quienes acompañan ya viene de antes del viaje.

Los anuncios se repiten en las redes sociales y los grupos comienzan a engrosar sus filas, en búsqueda de poder aliviar gastos y al mismo tiempo cumplir con las obligaciones que requiere sostener la fuente laboral o continuar una carrera universitaria. 

Archivado en