Operativos

Brote de dengue: el "desafío" para el invierno y la estrategia de Salud para combatir al mosquito

Yanina Mazzaresi, directora de Prevención y Promoción de la Salud detalló los operativos de diferentes áreas del Ministerio de Salud con los municipios y vecinos. Los trabajos seguirán en invierno.

Redacción MDZ
Redacción MDZ sábado, 30 de marzo de 2024 · 14:01 hs
Brote de dengue: el "desafío" para el invierno y la estrategia de Salud para combatir al mosquito
Aumentan los casos de dengue, y desde el Ministerio de Salud de la provincia recomiendan prevenirlo eliminando nidos de larvas. Foto: X @leoguevara80

El brote de dengue es una preocupación en la actualidad del país y Mendoza no es ajena al tema. Se están llevando adelante operativos de desinfección, fumigación y, sobre todo, de prevención para intentar frenar la propagación del virus. Para saber cómo trabaja el Ministerio de Salud con los departamentos y el trabajo conjunto con los vecinos, Yanina Mazzaresi, directora de Prevención y Promoción de la Salud, a cargo del Departamento de Zoonosis, habló en MDZ Radio 105.5 FM.

Mazzaresi comenzó comentando cuál es el esquema de trabajo "porque es un tema transversal que involucra a todas las direcciones y a todos los equipos. Yo estoy a cargo del Departamento de Zoonosis, que articula una tarea muy importante respecto al control vectorial del mosquito transmisor del dengue. Articulamos con todos los municipios de Mendoza, porque gran parte de este abordaje necesita la acción de los municipios".

Y continuó: "El abordaje de esta problemática también involucra a la Dirección de Epidemiología, que va haciendo la vigilancia epidemiológica y el reporte de los casos. A la Dirección de Atención Primaria de la Salud para el abordaje del territorio en la búsqueda activa de las personas febriles o con posibles síntomas de dengue, para captarlas tempranamente. Implica a todo el sistema de atención de centros de salud, a la Dirección de Hospitales para aquellos casos que evolucionen y que necesiten una intervención de mayor complejidad en el hospital, al director de articulación sanitaria en donde trabajamos todos de una manera conjunta. Es decir, el abordaje completo de esta problemática, convoca a cada una de las partes del Ministerio".

En cuanto al Departamento de Zoonosis, Yanina Mazzaresi comentó que "trabajamos con los municipios y, ante la denuncia de un caso, se aborda lo que se llama “manzana índice”, se va al lugar donde hay un caso sospechoso de dengue, y se trabaja puerta a puerta, vecino a vecino, para tratar las condiciones de la vivienda que pudieran favorecer el desarrollo del mosquito. Identificar los posibles lugares en donde pudieran existir o facilitar la reproducción de este mosquito". La funcionaria destacó que "este mosquito tiene hábitos urbanos, domiciliarios, es como un mosquito mascota porque necesita condiciones de habitualidad de las viviendas, que haya agua relativamente limpia en pequeños recipientes donde pone sus larvas y sus huevos para continuar su ciclo de reproducción".

Una vez detectada la manzana índice, "entra la Dirección de Atención Primaria con los agentes sanitarios en las ocho manzanas alrededor de la manzana índice. También se hace un trabajo con la población, puerta a puerta, en donde se buscan los posibles febriles. Recordemos que este mosquito tiene un vuelo corto, de aproximadamente 100 metros, por eso es que se hace el abordaje de las manzanas aledañas, en donde ha sido notificado un caso", dijo Yanina Mazzaresi.

Por otro lado aclaró que "no existe la condición de asintomático. El mosquito cuando picó, y uno contrajo el dengue, hay fiebre, hay síntomas claros de que estamos frente a la infección por dengue. Lo que sí se hace, son trabajos preventivos. Se busca si hay febriles porque pueden ser personas picadas por mosquitos infectados y se trabaja en darle las pautas de alarma a las personas, porque la mayor parte de los casos van a ser abordados por los centros de salud de baja complejidad. Se va a hacer un tratamiento de la fiebre, que es la primera fase de esta enfermedad donde se recomienda hidratación, fundamentalmente, y antitérmicos. El único indicado para esta infección es paracetamol. Ningún otro antiinflamatorio debe usarse porque puede favorecer la hemorragia, que es una de las cosas que puede ocasionar esta sintomatología".

Mazzaresi continuó detallando el paso a paso de los operativos contra el dengue: "Estas personas febriles que encontremos también pueden tener un abordaje clínico de dengue por la proximidad del caso índice y porque tienen los síntomas característicos. Se hace un abordaje clínico en donde también se dan las pautas de alarma". Agregó: "Acá también me gustaría detenerme. Muchas veces, y diferente a otras enfermedades, cuando baja la fiebre, que dura alrededor de 48 horas, empieza un periodo crítico de la enfermedad. Pueden pasar dos cosas: o la persona se va recuperando y alcanza a mejorarse, o la persona puede tener síntomas diferentes como dolores abdominales, hemorragias, vómitos, diarrea. Esto es una pauta de alarma que la gente, sí o sí, tiene que consultar porque necesita ya un servicio de mayor complejidad para hidratarse adecuadamente, evitar que el cuadro evolucione y produzca complicaciones más severas".

Se puede bajar la curva de dengue, pero las larvas siguen existiendo. Frente a esto Yanina Mazzaresi, "estamos haciendo con zoonosis una capacitación a los municipios para la selección de muestras de larvas, para que cuando se hagan los trabajos ambientales en donde se identifiquen posibles lugares en donde haya larvas, estamos dando las pautas para tomar muestras de estas larvas y acercarlas a nuestro laboratorio del Departamento de Zoonosis, que funciona en el laboratorio de salud pública, en el Hospital Lencinas. Esto nos permite identificar dónde están, con mayor predominancia, las larvas de estos mosquitos, para trabajar con los municipios en la eliminación de estos criaderos. Durante el invierno se vienen tareas muy fuertes con la población y con los municipios".

Por otro lado, explicó Mazzaresi que "lo que ha permitido que esto llegue a Mendoza, ha sido la tropicalización del clima, no sólo por las altas temperaturas, sino también por la humedad atípica en Mendoza. Además, la gran movilización de las personas. Piensen que en la cosecha, el turismo y demás, hay personas que pueden haber estado infectadas con dengue que se han desplazado hacia la provincia".

Yanina Mazzaresi recomendó que en la casa "hay que usar ahuyentadores, como espirales o tabletas. Si vemos la presencia de mosquitos, podemos usar los aerosoles, sobre todo en lugares de preferencia para habitar. Tiene vuelo corto, entonces prefiere ubicarse bajo escritorios, bajo mesadas, detrás de muebles, detrás de las heladeras, en lugares donde se puede esconder. Y agregó que "todo lo que tiene que ver con rociado y fumigación, es una acción sólo para el mosquito adulto en presencia, que lo vemos y hay que darle de manera directa el producto. No detiene el ciclo de la enfermedad. Por eso es tan importante pensar en el trabajo con los vecinos para buscar las larvas y eliminar los posibles criaderos. Ese es el verdadero desafío que tenemos durante el invierno, que es mucho más efectivo que ser rociados de manera indiscriminada".

Escuchá la entrevista completa

Archivado en