Got Talent Argentina

El Mago Matus, el rey de los desafíos virales del ilusionismo, reveló el secreto para sorprender al público

Días atrás se celebró el Día del Mago. MDZ dialogó con Matus, uno de los finalistas de Got Talent Argentina, que develó el secreto para sorprender al público, en épocas donde casi nada logra hacerlo.

Gabriela Yalangozian
Gabriela Yalangozian lunes, 5 de febrero de 2024 · 10:12 hs
El Mago Matus, el rey de los desafíos virales del ilusionismo, reveló el secreto para sorprender al público
El Día Internacional del Mago se celebra cada 31 de enero para reconocer el talento y la dedicación de expertos en magia Foto: Instagram @magomatus

Días atrás se celebró el Día Internacional del Mago para reconocer la dedicación de los expertos en el ilusionismo. En tiempos en que el avance de la tecnología, los efectos especiales y la Inteligencia Artificial, parecen haberle quitado la emoción a muchos trucos, los especialistas en magia aún conservan esa capacidad de sorprender y emocionar al público.

Es en homenaje a ellos, que MDZ dialogó con el Mago Matus, uno de los cinco finalistas de Got Talent Argentina, que logró sorprender al exigente jurado que integraban Abel Pintos, Flor Peña, La Joaqui y Emir Abdul, y aspirar al máximo premio del programa de Telefé.

Matus la rompió en sus tres presentaciones. En el debut, fue atravesando con múltiples guillotinas por una asistente, en la instancia siguiente hizo aparecer un helicóptero en el escenario de Telefe, y por último enloqueció al público escapando de una jaula en altura, y aparecer por detrás de los jurados, ganándose el ‘botón dorado’ que lo llevó a la final del certamen.

La cara del jurado mostró ese gesto de incredulidad y disfrute, que solo los magos e ilusionistas aún pueden mantener año tras año. ¿Dónde está el secreto, ya no de sus trucos, sino de las emociones que despierta en los espectadores?

Mirá una de las presentaciones del Mago Matus es Got Talent Argentina:

Un sueño que nació de niño

"De chiquitito, me regalaron un libro de magia, y junto a un programa que pasaban por ese entonces en el Canal HBO, que se llamaba ´Los Grandes Magos del Mundo'  y se transmitía desde el Cesar Palace en Las Vegas, se despertó mi vocación de ser mago, porque los veía haciendo todas esas ilusiones y yo quería estar ahí", reconoció Matus en diálogo con MDZ. Apenas tenia 8 años de edad en ese entonces.

El Mago Matus asegura que su pasión por la magia nació cuando apenas tenía 8 años de edad. Foto: Instagram @magomatus

“Cuando uno es chico suele soñar con ser bombero o policía cuando sea grande. Yo quería ser mago de Las Vegas. Y cuando comencé a hacer trucos, no había mucho material. No existía la globalización que estamos viviendo hoy. Entonces como el especial de magia lo emitían desde Las Vegas una vez por año, yo lo esperaba verlos para aprender. En ese programa no estaba David Copperfield, pero él siempre fue mi gran referente. Y pude conocerlo a lo largo de mi carrera e ir a verlo en vivo en varias oportunidades”, relató.

Nacido en Rosario, provincia de Santa Fe, el 26 de febrero de 1981, su nombre original es Matías Martínez, y hoy en día, el Mago Matus es un ilusionista de renombre, que trabaja en el complejo recreativo Peko´s de Villa Carlos Paz. Todos los años, en temporada realiza algún desafío que se televisa en vivo y sorprende a los presentes y a quienes lo siguen por las redes sociales.

El año pasado, fue atravesado por un taladro gigante a la vista de todos, que lo elevó varios metros del suelo. Un año antes, hizo desaparecer un camión recaudador de caudales y provocó una lluvia de billetes entre quienes veían el truco desde el piso. 

Sus desafíos de magia en Villa Carlos Paz sorprenden a los turistas cada verano. Foto: magomatus.com

Matus comenzó su carrera profesional a los 18 años de edad, luego de que un año antes, obtuviera el 1º premio de Magia Escénica en la primera competencia para magos aficionados de la provincia de Córdoba.

-¿A qué edad hiciste tu primera presentación de magia con público?

-Fue cuando estaba en la escuela secundaria. Un profesor me pidió armar algo para los chicos del jardín de infantes del mismo colegio y me pareció un lindo desafío. Así que me puse a trabajar, musicalizar y armé un show con 15 años para mi primer público “en serio”; porque hasta ahí, hacía más que nada magia con para mi familia y amigos, con cartas y esas cosas.

Cuando vi la reacción, me di cuenta que podía animar fiestas infantiles, y empecé así. En general, me llamaba gente conocida y me pagaban a modo de trabajo. Ya a los 17 años, me animé a subir a un escenario por primera vez. Fue para competir en un torneo que se hizo para magos aficionados en la provincia de Córdoba, que había organizado el Círculo Mágico de Córdoba. Fue en esa presentación que gané mi primer premio con la magia.

Desde ese día puse mi vida y mi corazón en el teatro, donde realizo mis presentaciones. Por ejemplo, ahora en Peko´s llevo 18 años, pero antes estuve en el Teatro Bar haciendo la revista “Noche Fascinante”, luego participé en un espectáculo con Carlos Sánchez y Beto César que se llamaba “Una Noche Fantástica” y esa fue mi primera temporada de teatro en Carlos Paz. Y de ahí no paré. Gané mi primer premio Carlos a la mejor atracción. Actué al año siguiente con Pablo Rey, y luego con el Flaco Pailos, con quien estuve tres temporadas.

Matus junto a David Copperfield, uno de los más famosos ilusionistas del mundo que inspiró al finalista de Got Talent para hacer sus desafíos públicos. Foto: Instagram @magomatus

- ¿Cómo fue que comenzaste con esos desafíos de ilusionismo que se volvieron virales a nivel nacional?

-El primer desafío que hice éramos dos personas nada más. Era una ilusión muy buena pero muy pequeña también. Fue una levitación que hicimos en el centro y que se viralizó por todas partes, porque cada turistas que levantaba el teléfono lo filmaba y en un momento dado estábamos saliendo por Canal Trece,

Y así empezó a crecer, y a aposté cada vez por más actos. Me propuse ir por ideas originales, como por ejemplo, la desaparición del Camión de Caudales y la lluvia de dinero, que una idea original, cuyas imágenes recorrieron el mundo de la magia. Me hablaron magos de todo el mundo que estaban sorprendidos por la apuesta. Fue algo arriesgado porque era en vivo y a plena la luz del día. Antes habíamos hecho un escape en altura. Luego, vino el taladro que me atravesó en vivo.

De ahí se empezó a armar una mega producción, que fue creciendo y fui rodeándome de equipos técnicos con gente muy capaz.

Hoy, ya a nivel mundial, son pocos los magos, contados con los dedos de una mano te diría, que están haciendo cosas así en vivo. La mayoría ya hace cosas grabadas para cuidarse, porque todo el mundo tiene un celular con una cámara y están a la pesca de captar algún detalle, algún error, descubrir "el truco".

Es por esto, como es una apuesta, que yo los llamo “desafíos”. No solamente porque a veces corro riesgo, sino que también mi carrera se juega en cada uno de ellos. Eso a mí me posicionó ya a nivel internacional, así que valió la pena todo ese sacrificio.

Algunos de sus desafíos recorrieron el mundo de la magia a nivel internacional. Foto: Instagram @magomatus

- Con el avance que ha habido en los últimos años con la tecnología, los efectos especiales y ahora Inteligencia Artificial, ¿Cómo es lograr que el ilusionismo y la magia continúen conservando la mística y sorprendan al público?

- Creo que para que un show no pierda esa capacidad de asombro no debe perder espectacularidad. Yo armo un show con el objetivo de que sea una obra de arte, que sea vanguardista, no solamente en Argentina sino en todo el mundo.

Es que la misma globalización genera que la gente vaya perdiendo su capacidad de asombro, y es ahí donde está mi desafío como mago, como ilusionista. Por más que exista todo esto, por más que parezca que cada vez se hace más imposible sorprender, vas a ver el espectáculo y salís emocionado. Y eso es lo que juega a favor: el buscar siempre hacer cosas originales, que no fueron vistas antes. En eso trabajamos junto a mi equipo y hasta cuidamos el material que subimos a las redes sociales, primero para que no lo copien y, segundo, para que mantenga esa sorpresa.

Cuando todo parece que ya está hecho, he logrado hacer ilusiones completamente originales que fueron una revolución. Tengo videos con más de 2 millones y medio de reproducciones.

Y ahora voy por más, no puedo aún adelantar nada, pero en marzo comenzamos un proyecto nuevo, grabando especiales para la televisión de otro país. Van a llevar una logística tremenda, porque no es viajar con una valija y un micrófono, sino que somos más de 15 personas, que tenemos que mover equipos grandes, y no es nada fácil, por ejemplo, transportar un helicóptero.

Todos los 31 de enero se celebra el Día Internacional del Mago en conmemoración del sacerdote italiano Juan Bosco, que predicaba la palabra de Dios con su magia. Imagen: Wikipedia

El origen del Día Internacional del Mago

Todos los 31 de enero se celebra el Día Internacional del Mago con el objetivo de reivindicar la profesión que ofrece entretenidos momentos de fantasía a grandes y chicos.

Este día, se conmemora al santo patrono de los magos, conocido con el nombre de Juan Bosco cuya muerte ocurrió el 31 de enero del año 1888 y fue canonizado hace 90 años, el 1° de abril de 1934.

Fue durante un Congreso de Magia celebrado en España muchos años después, que fue elegido como el patrono de los magos.

Nacido en Italia, se hizo muy popular, sobre todo entre los más jóvenes por su capacidad para envolverlos con su magia y destrezas en el malabarismo y de esta manera predicarles la palabra de Dios.

Cuentan que aprendió magia y malabarismo por necesidad. Tuvo una niñez y juventud muy pobre, cada vez que iba una feria a su pueblo Castelnuovo (Italia) pasaba el tiempo viendo los magos intentando descubrir cómo hacían sus trucos. Cuando estudiaba como sacerdote ya empezaba a predicar la palabra de Dios haciendo magia y malabarismo convirtiéndose en la sensación de su pueblo y sus alrededores.

Dedicó su vida a los más necesitados, creó patronatos, escuelas primarias y construyó basílicas. Fundó dos Congregaciones y una Orden Tercera – los Cooperadores Salesianos -, que cuenta actualmente con mas de quinientos mil miembros.

Una de sus frases más famosas es la siguiente: “El mago tiene al diablo en sus manos, pero a Dios en su corazón”.

Archivado en