En crisis

Aumento de la nafta: cae el consumo y hay migración a las más económicas

Marzo llega con nuevos aumentos en el precio de los combustibles y crece la preocupación por la merma en el nivel de ventas y el cambio de hábitos al momento de cargar.

José Graells
José Graells jueves, 29 de febrero de 2024 · 08:56 hs
Aumento de la nafta: cae el consumo y hay migración a las más económicas
Foto: ALF PONCE MERCADO / MDZ

Marzo comienza con un nuevo incremento de los combustibles que golpea el bolsillo y enciende luces de alarmas a partir de la caída en el consumo que se registra desde finales del 2023. De acuerdo a los datos de la Cámara de Expendedores, los consumidores cambiaron hábitos: migraron a la súper y buscan promociones bancarias. 

La suba que regirá a partir de este viernes es producto de la actualización del Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) y al Dióxido de Carbono (IDC) que estuvo congelado durante más de dos años. El anunció se realizó a comienzos de febrero estipula también aumentos para abril y mayo.

La actualización impositiva se trasladará directamente a los consumidores que esperan un incremento de, aproximadamente, 3,5% en el precio de la nafta y 2,5% en el caso del gasoil. "No es un aumento de combustible sino un sinceramiento de la parte impositiva que hacía tiempo que no se tocaba", indicó Ricardo Bértola, tesorero de la Cámara de Expendedores de Santa Fe, en diálogo con MDZ.

De todas maneras nadie se anima a asegurar que ese será el porcentaje final y algunos no descartan algún número mayor en el interior del país, lo que agrega más presión inflacionaria y fuerte caída del consumo. En caso de cumplirse, los empresarios del sector estiman que el impacto en los surtidores implicará una suba de $30 para el litro de nafta y $20 para el litro del gasoil, aproximadamente. "No tenemos idea de lo que pueda llegar a ser el próximo aumento, esperemos que no sea tan brusco como anteriores sino paulatino y acompañando la inflación", indicó Bertola.

Entre los estacioneros hay una marcada preocupación a partir de la caída en el consumo que vienen notando desde finales del 2023 y se agudizó en los primeros meses de este año por las subas reiteradas de precios. "Hay una retracción importante de la demanda, la actividad económica todavía no despega, y la cosecha no ha empezado", dijo el presidente de la Federación de Expendedores de Naftas del Interior (Faeni), Alberto Boz. Y agregó: "Hemos tenido una caída de entre el 20 y el 25% del consumo".

Cae la venta de nafta premium 

A su vez, otro de los fenómenos que se están registrando a partir de los aumentos y la crisis económica es la migración de las naftas premium a las más económicas. Según el relevamiento de la Secretaría de Energía el desplome de la demanda de la nafta de mayor calidad superó el 22%. "Hay una migraciones de los combustibles premium a los regulares", confirmó Alberto Boz y agregó que también hay muchos usuarios que se cambian al gasoil.

En el mismo sentido, Ricardo Bértola agregó que "la diferencia de precios entre los combustibles y la necesidad de ahorrar unos pesos" hacen que el cliente elija otras opciones, situación que también se corrobora días previos a los aumentos cuando se pueden observar largas filas de vehículos esperando para cargar nafta. 

Nafta con tarjeta

Tarjeta de débito, crédito, billetera virtual y todo tipo de aplicaciones son utilizadas por los usuarios al momento de cargar combustible y tratar de no perder contra la inflación. El cambio de hábitos comenzó hace tiempo pero se profundizó durante los últimos meses a partir de la necesidad de resguardar al máximo el dinero. 

"El consumidor se autofinancia para poder seguir usando el coche utilizando todas las aplicaciones y descuentos que pueda haber en el sistema financiero como tarjetas de crédito, debito y aplicaciones de cada petrolera", indicó Bertola. 

Archivado en