Opinión

Abuso doméstico: la importancia de la prevención y su denuncia

Hace unos años atras, se empezó a hablar e investigar de los abusos que tiene lugar en las familias. Hasta entonces, se trataba de un fenómeno invisible y considerado un asunto privado relativo a la intimidad familiar. La Doctora María Alejandra Muchart, abogada, expone este tema en MDZ.

María Alejandra Muchart martes, 5 de septiembre de 2023 · 07:10 hs
Abuso doméstico: la importancia de la prevención y su denuncia
Las causas del abuso doméstico pueden variar significativamente de un caso a otro. Foto: MDZ

El abuso doméstico es una cuestión muy seria que desafortunadamente afecta a muchas personas en todo el mundo. Esta forma de violencia puede ser física, emocional, financiera o sexual y afecta a personas de todo género, raza, edad y situación económica. En este artículo, exploraremos las causas y consecuencias del abuso doméstico, dónde se produce y cómo se puede prevenir.

Causas del abuso doméstico:

Para comprender las raíces del abuso doméstico, es importante entender que se trata de un comportamiento impulsado por el poder y el control. El abuso puede comenzar gradualmente, a menudo con pequeñas demostraciones de comportamiento posesivo, celoso o manipulador. A menudo, el abuso se justifica a sí mismo como "amor"; y la víctima puede sentirse atrapada emocionalmente en la situación.

Las causas del abuso doméstico pueden variar significativamente de un caso a otro. Algunas causas comunes pueden incluir:

  • Desigualdad de poder: El abuso doméstico puede ocurrir cuando una persona se siente impotente en su vida y busca controlar y dominar a otra persona para sentirse más poderosa.
  • Problemas de salud mental: En algunos casos, el abuso doméstico puede ser una consecuencia de enfermedades mentales, como la depresión o el trastorno bipolar.
  • Historial de abuso: Las personas que han experimentado abuso en el pasado pueden ser más propensas a perpetuar el ciclo de abuso en sus relaciones futuras.
  • Dependencia financiera: Las personas que son económicamente dependientes de sus parejas pueden ser más propensas a aceptar y justificar el abuso por temor a perder el sustento económico.

Consecuencias del abuso doméstico:

Las consecuencias del abuso doméstico pueden ser graves y duraderas tanto para la víctima como para la familia y amigos. Las consecuencias incluyen:

  • Problemas de salud mental y física: El abuso puede causar problemas médicos importantes como lesiones físicas, trastornos de ansiedad, depresión y trastornos alimentarios.
  • Aislamiento y soledad: Las víctimas de abuso pueden sentirse aisladas y tener dificultades para relacionarse con amigos y familiares.
  • Daño a las relaciones familiares: En algunos casos, las relaciones familiares pueden verse afectadas cuando las víctimas se sienten atrapadas en una situación de abuso.
  • Problemas financieros: El abuso puede provocar problemas económicos importantes para la víctima y su familia.
La educación desempeña es importante en la prevención del abuso doméstico. Foto: MDZ.

Dónde se produce el abuso doméstico y cómo se puede prevenir:

El abuso doméstico se produce en todos los ámbitos de la vida, independientemente de la edad, la raza o el género. Los casos más graves ocurren en la puerta cerrada del hogar. Hay algunas medidas que pueden tomar las víctimas si se sienten en peligro. Los siguientes son algunos consejos para prevenir el abuso doméstico:

  • Hablar con alguien en quien se confíe: Hablar con un amigo, familiar, un profesional de salud puede ser muy útil.
  • Pedir ayuda de un profesional: Un profesional de salud, un terapeuta puede enseñar a las víctimas a identificar patrones de abuso y proporcionar herramientas para tomar medidas.
  • Forjar una red de apoyo: Las víctimas pueden unirse a grupos de sobrevivientes de abuso doméstico y otras organizaciones para trabajar en la prevención del abuso.

La educación puede desempeñar un papel importante en la prevención del abuso doméstico. La enseñanza de la igualdad de género, el respeto mutuo y la comunicación abierta y saludable pueden ayudar a prevenir el abuso en las relaciones futuras. Además, las políticas públicas pueden influir en la prevención y el tratamiento del abuso doméstico. Las leyes y regulaciones que protegen a las víctimas de abuso doméstico ayudan a garantizar la seguridad y la justicia en estas situaciones.

Las organizaciones y servicios de asistencia social también pueden proporcionar apoyo y recursos para las víctimas y ayudar a prevenir el abuso. En general, es importante que la educación, las políticas públicas y la justicia trabajen juntas para prevenir y abordar el abuso doméstico y crear entornos más seguros para todos. Si un docente detecta abuso de menores por su familia, debe informar de inmediato a las autoridades competentes para proteger al niño o niña que está siendo maltratado/a.

El docente no debe hacer ninguna investigación ni determinar si el abuso realmente se está produciendo, sino informar a las autoridades que tienen la responsabilidad legal y la capacitación adecuada para investigar y tomar medidas para proteger al niño o niña. Además, el docente debe proporcionar apoyo emocional y psicológico al niño o niña pero sin poner en riesgo su seguridad o la del propio docente. También debe tomar medidas para garantizar que la información sea confidencial. La privacidad del niño o niña que está siendo maltratado/a debe ser protegida en todo momento.

La denuncia de abuso doméstico no solo es legalmente correcta, sino que también es ayudar a otras personas.

El docente debe tener en cuenta que si falla en notificar a las autoridades, sus acciones pueden tener consecuencias graves para el bienestar del niño o niña. En conclusión, cualquier sospecha de abuso infantil debe ser reportada a las autoridades competentes de
inmediato para garantizar la seguridad del niño o niña. También cabe señalar que hay muchos recursos disponibles para apoyar a las víctimas, incluyendo líneas telefónicas, servicios de alojamiento temporal y organizaciones sin fines de lucro especializadas en la prevención del abuso doméstico.

Es importante tomar conciencia que todas las personas sepan que la denuncia de abuso doméstico no solo es legalmente correcta, sino que también es una forma de ayudar a otras personas que podrían estar en una situación peligrosa. La denuncia temprana puede salvar vidas y ayudar a las víctimas a escapar del ciclo de violencia doméstica. La justicia tiene la responsabilidad de investigar y tomar medidas para proteger a cualquier víctima que haya sufrido abuso doméstico. Las acciones pueden ser diferentes según la gravedad de la situación.

Aquí se presentan algunas acciones que la justicia puede tomar:

  • Orden de alejamiento: Si un juez encuentra evidencia de que un miembro del hogar ha abusado de otro, puede emitir una orden de alejamiento. Esta orden establece un límite sobre el abusador y el hogar, lo que significa que no se puede acercar al hogar o a la víctima.
  • Cargos criminales: si el abuso es grave, la justicia puede presentar cargos criminales contra el abusador doméstico. Pueden enfrentar consecuencias penales que varían desde una sentencia de prisión hasta una multa.
  • Terapia y cursos de educación: si el abuso está en etapa inicial y el abusador muestra remordimiento, la justicia puede recomendar la terapia y cursos de educación para enseñar habilidades para la solución de problemas y la gestión del enojo.
  • Apoyo a la víctima: La justicia también puede ofrecer apoyo a la víctima, incluyendo servicios de alojamiento temporal, ayuda financiera y de salud, y proporcionar asesoramiento.
Si el abuso es grave, la justicia puede presentar cargos criminales contra el abusador doméstico.

Conclusión: El abuso doméstico es un problema grave que afecta a muchas personas en todo el mundo. La educación, las políticas públicas, la justicia y la denuncia temprana son herramientas clave en la prevención y lucha contra el abuso doméstico. Es importante que todos comprendamos nuestras responsabilidades y recursos disponibles en la prevención y erradicación del abuso doméstico. Debemos unirnos como una sociedad para crear entornos seguros y libres de violencia para todas las personas, y no tolerar el abuso de ningún tipo.

Juntos podemos crear un mundo donde la seguridad, el respeto y la igualdad sean una realidad para todos.

* María Alejandra Muchart, Abogada, Magister. Presidente Partido Demócrata Cristiano- CABA.

 

Archivado en